El arroz, el ingrediente principal en Corea



 

Dentro de la gastronomía coreana, existen ingredientes que no pueden por ningún motivo faltar en la mesa así como las especias, este grano es realmente importante no solo por su legado histórico, también por su sabor y los nutrientes que tiene.

El arroz es el ingrediente principal de la mesa coreana, detrás de este sencillo e importante platillo se esconde una historia que te invitamos a descubrir en esta nota.

El cultivo del arroz inicio en Corea en 4000 a.c y desde ese entonces se popularizó su uso en la cocina coreana. En el pasado, esta semilla era un bien realmente preciado porque aún no se había dominado su cultivo y extracción.

Tipos de arroz

Arroz blanco cocido, cuyo sabor es el más suave y delicioso al paladar, constituye el plato básico del menú coreano. Por su parte el arroz integral, que posee intacta su capa de salvado, es popular porque es muy rico en nutrientes, en tanto que las variedades que mezclan el arroz con soja, porotos rojos o verduras son también altamente reconocidas tanto por su valor alimenticio como por sus beneficiosos para la salud.

El ingrediente principal en la cocina coreana

El arroz no es un cultivo nativo de Corea, se hizo el grano de elección durante el periodo de Los tres Reinos, particularmente en los reinos Silla y Baekje en las regiones al sur de la península. Era un importante cereal  y se utilizaba para pagar impuestos. La preferencia por este grano se extendió hasta el periodo Joseon, cuando emergieron nuevos métodos de cultivo para incrementar la producción.

Anteriormente esta semilla, era realmente cara y cuando llegó a Corea por primera vez era mezclado con otros granos para que el arroz durará más. El método tradicional para preparar el arroz ha sido cocinarlo en una olla de acero llamada sot (솥) o musoe sot (무쇠솥).

En la mesa coreana es imposible separar el arroz de los platillos secundarios. A pesar de que el platillo secundario sea muy delicioso, siempre debe acompañarse de este ingrediente, ya que  hace que se maximice el sabor de los demás platillos, es por ello que no se cambia por otro acompañamiento.

Para los coreanos si el arroz es sabroso pueden comerlo solo, pero nadie come solo los platos secundarios prescindiendo de este. A diferencia de la cultura occidental, que consume los alimentos por separado siguiendo un orden, en Corea se sirve el arroz y los platos secundarios en forma simultánea.  Quizás te preguntes: ¿Cómo pueden distinguir el sabor de cada plato, si se consumen todos juntos?, la realidad es que para lo coreanos es muy natural y al combinarlos se logra armonizar los diferentes sabores que se encuentran en la misma mesa.

 

El arroz puede elaborarse solo, pero también puede combinarse con otros granos y cereales, incluso con papa u otras hortalizas, así como mariscos. La adecuada regulación del fuego de cocción será fundamental para lograr el buen sabor de este. Por esta razón, los coreanos son capaces de cocinar un delicioso arroz aún utilizando uno rancio o de baja calidad.

Un buena porciòn debe estar hecho con granos lustrosos, suaves y desprender un aroma agradable‘ La gente de Qin (dinastía china que precedió a la actual República Popular China y que duró desde 1636~1912), solía elogiar el sabor del arroz coreano diciendo que éste  debe cocerse a fuego suave y con poca agua; los coreanos tienen especial talento en hacer que el arroz se cueza uniformemente en la olla y resulte muy sabroso.

 

Este cereal y los banchan (acompañamientos/complementos) conforman los pilares de la cultura gastronómica de Corea y quizás por este motivo existen numerosos documentos que datan de la dinastía Joseon (dinastía monárquica que duró desde 1392~1910 y precedió al establecimiento de la República de Corea) que detallan las maneras de cocinar un delicioso arroz.

No te pierdas  las próximas notas, en dónde te contaremos todos los platillos que  puedes hacer con esta importante semilla

 



Deja tus Comentarios