Anime Asia 360 Cultura Japón

3 datos culturales que no te puedes perder si eres fan de Kimetsu no Yaiba

3 datos culturales que no te puedes perder si eres fan de Kimetsu no Yaiba

Kimetsu no Yaiba es un anime que ha causado mucho revuelo entre los otakus de hueso colorado y los no tan otakus. Y es que este anime nos ha robado el corazón por su historia, sus personajes y su contexto histórico.

La tan esperada segunda temporada del famosísimo Demon Slayer o Kimetsu no Yaiba para los fans más pro ya se estrenó. Y es por eso que hoy te traemos 3 datos culturales que no te puedes perder para ser el mejor fan de este anime.

1. Las máscaras nos cuentan historias

Quizás habrás notado lo peculiares que pueden ser estas máscaras, y no es que sean algo nuevo o algo propio de Kimetsu no Yaiba. En realidad son parte de la herencia cultural de Japón y aquí te enseñamos un poco sobre ellas

El maestro herrero Hotaru y su peculiar mueca 

Esta máscara es conocida como Hyottoko (火男). El nombre proviene de Hi (fuego) y Otoko (hombre), ya que este personaje aviva el fuego a través de un tubo de bambú, por ello esa peculiar mueca. Además, debido a los distintos dialectos locales derivó en Hyottoko (ひょっとこ).

Te puede interesar:

Kimetsu no yaiba: La incertidumbre de la victoria

La máscara de zorro de Tanjiro 

Según las leyendas niponas este animal es uno de los más astutos y esto debido a su habilidad para cambiar de forma. Esta máscara, usada como protección para los malos espíritus, es conocida como kitsune (狐). También se tiene la creencia de que la máscara del  zorro blanco se ocupaba para comunicarse con las personas del más allá.

La máscara del maestro Urokodaki

Conocida como tengu (天狗), un tipo de dios sintoísta (kami) o yōkai (criatura sobrenatural).  La forma original de los tengu era la de un ave de rapiña, y eran representados con características humanas y de aves. En las representaciones más antiguas, los tengu tenían pico, cosa que posteriormente se transformó en una nariz extremadamente larga.

Ahora ya sabes que importancia tienen todos estos personajes en Kimetsu no Yaiba.

Échale un ojito a:

10 animes que todo friki de corazón debe ver

2. Tanjiro en realidad no caza demonios

¿Piensas que estamos locos?, pues tal vez un poco pero no por esta razón. La realidad es que los llamados “demonios” que aparecen a lo largo de Kimetsu no Yaiba no lo son. Para los fans del anime que lo han visto en su idioma original quizás han escuchado la expresión Oni.

Los oni (鬼) son criaturas que se suelen confundir con demonios, sin embargo, son realmente un tipo de duende u ogro oriental. Algunas aldeas celebran ceremonias anuales para alejar al oni, particularmente al comienzo de la primavera. Durante el festival Setsubun, la gente lanza semillas de soja fuera de sus casas y gritan “Oni wa soto Fuku wa uchi!” (“鬼は外福は内!”, “¡Vete Oni y entren  bendiciones!).

3. Demon Slayer está ambientado en la Era Taisho

Antes de empezar es importante entender rápidamente qué son las eras japonesas llamadas nengō (年号) en japonés, que pueden definirse como la división de su historia según el emperador reinante. El sistema de clasificación por eras se basa en el nombre del emperador, seguido por el año correspondiente a su mandato. Por ejemplo, 1948 corresponde al año Shōwa 23. En Japón actualmente se utiliza tanto el calendario Gregoriano como el sistema de nengō.

Ahora que entendemos de qué van las eras japonesas, hablemos de la Era Taisho en donde se desarrolla Kimetsu no Yaiba. Esta abarca desde el 30 de julio de 1912 al 25 de diciembre de 1926, coincidiendo con el reinado del emperador Taishō.

Durante esta época Japón empezaba una era de modernización y fue unos de los periodos donde empezó a tener más interacción con naciones extranjeras. Sin embargo, existía una enorme brecha económica entre ricos y pobres, por eso podemos ver a Tanjiro en un pueblo humilde que aún usaba la madera como combustible. 

Y la gran sorpresa que se llevó nuestro joven guerrero  al llegar a una ciudad grande iluminada por electricidad, con gente vistiendo ropa occidental. En Demon Slayer se evidencia mucho esta brecha entre ricos y pobres, y lo moderna que lucían las principales ciudades versus los pequeños pueblos.

Ahora que conoces estos datos culturales podrás entender mejor tu anime favorito y ser el mejor entre los fans. 

Comentarios
About Author

Joey Rivas

-Lic, en Administración por la UNAM -Certificado en idioma coreano y chino -Interprete y traductor -Apasionado de la cultura asiática

X