Asia 360 Japón

Tsukimi, la fiesta de mirar la luna en Japón que debes conocer

Tsukimi, la fiesta de mirar la luna en Japón que debes conocer

Tsukimi (月見) o Otsukimi (お月見) que literalmente significa “mirar la luna” es una festividad japonesa en honor a la luna de otoño, la cual se celebra del 15 al 18 día del octavo mes del calendario lunar. Tiene su origen en la tradición china del Zhōng qiū jié (Festival de Medio Otoño) y que en Corea se le conoce como Chuseok.

Se calcula que la celebración data en Japón hace más de 1500 años. En el periodo Heian (794 – 1185) la aristocracia se reunía en diversas embarcaciones para admirar la luna llena a través del reflejo del agua, ya que habían identificado que la posición que tenía la tierra en relación con el sol y la luna provocaba que se viera más brillante de lo normal.

Tsukimi
Toyohara Kunichika (1835-1900), Antiguas costumbres de Oriente (Azuma Kofu): Viendo la luna (Tsukimi), 1895.

A diferencia de China, en Japón la celebración se presenta durante cuatro días debido a que en 1684 se modificó el calendario japonés para adaptarse al chino recorriendo la luna nueva en el calendario del día 13 al 15, lo cual provocó que la festividad se moviera de fecha en algunas zonas. Sin embargo, en otras se mantuvo; situación que llevaría a una celebración más larga durante su popularización en el periodo Edo (1603 – 1868).

Originalmente se considera que la celebración se realiza como una ofrenda a la diosa de la luna Tsukiyomi no Kami, hermana de la diosa del sol Amaterasu-Omikami, descendientes de la familia imperial.

Te puede interesar: Tanabata: la leyenda de amor japonesa que debes conocer

Cómo el conejo llegó a la luna

En las culturas japonesa y china se tiene la creencia que en la luna viven conejos. Esto se relaciona con la leyenda de que Buddha en una de sus reencarnaciones lo hizo como conejo, quién con sus amigos el mono, la zorra y la nutria irían en luna llena a buscar comida para dársela a gente hambrienta.

En su primera recolección el mono llevó plátanos, la zorra un pequeño ciervo y la nutria pescado. Sin embargo, Buddha-conejo no pudo llevar nada ya que él comía hierba y los humanos no comen eso, por lo que se ofreció como comida. Debido a su acto el “Rey del cielo” reconoció su buena voluntad y para que en el futuro ésta acción fuera recordada fue dibujada la silueta del conejo en la luna.

Leyenda japonesa conejo en la luna
Conejo amasando mochi

Otra leyenda cuenta que el espíritu de la luna encarnó en un anciano, quién pedía comida a los animales. Cada uno de ellos le ofreció algo, sin embargo, el conejo al no tener algo para ofrecerle se ofreció a sí mismo. Al reconocer este acto el anciano se mostró como el dios de la luna y recompensó al conejo llevándolo a vivir a la luna. El conejo permanece en la luna amasando mochi (pastel de arroz) con un mazo, a este proceso se le llama “mochitsuki”, el cual coincide con la pronunciación de “luna llena”.

Generalmente, este festival suele realizarse en casa con familiares, sin embargo, es posible encontrar algunos parques y templos que realizan actividades relacionadas.

Conejo ascendiendo a la luna

Puedes checar: 5 cosas que debes hacer cuando viajes a Japón

Comida del tsukimi

Para homenajear a la luna se realiza una ofrenda entre familiares y amigos donde pueda observarse la luna con claridad, se prepara una pirámide de tsukimi dango (bolitas de pasta de arroz dulce), suele acompañarse con caquis, castañas, frutos de otoño, sake y té.

Ofrenda del Tsukimi
Ofrenda del Tsukimi

Algunos platillos han sido modificados en diversos restaurantes (principalmente de comida rápida) al integrarle una yema de huevo debido a su “parecido” con la luna, por lo que en meses de septiembre y octubre es posible encontrar menús que incluyan “tsukimi burguer” y “tsukimi udon”, así como dulces con forma de conejo rellenos de anko (pasta de frijol dulce).

Menú de McDonald’s para la celebración del Tsukimi 2017

Dato curioso: El nombre de Sailor Moon en el manga y anime originales es Usagi Tsukino, que se traduciría como “conejo de la luna” o “conejo que vive en la luna”.

Comentarios
About Author

Daniel Castañeda Zavaleta

Comunicólogo.

X