China da una luz de esperanza al combate contra el COVID19 con medicamento y vacuna



El 17 de mayo, tiempo de Beijing, especialistas clínicos de China concluyeron satisfactoriamente las pruebas del medicamento  Favipiravir en pacientes con COVID19.

El Favipiravir es un medicamento antiviral que fue creado en Japón en el 2014. Se trata de un potente antigripal y su uso clínico se ha probado en ensayos desde el año que se creó.



Por tal motivo este medicamento se sometió en China a varias pruebas en el combate contra el COVID19. En dichas pruebas participaron 80 pacientes en el Hospital Popular #3 de Shenzhen, en la provincia de Guangdong. De todos los pacientes, 35 se trataron con el medicamento Favipiravir y se obtuvo un resultado favorable.

Además, el director del Centro Nacional de Desarrollo Biotecnológico de China,  Zhang Xinmin, declaró:

        “no ha mostrado reacciones adversas obvias en el ensayo clínico”

Los pacientes que recibieron el medicamento dieron negativo en las pruebas de COVID19 en un tiempo más rápido que los otros enfermos que se trataron sin este medicamento. Xinmin recomendó incluir este medicamento  lo antes posible en el tratamiento de COVID19.

Asimismo, la Administración Nacional de productos Médicos de China dio luz verde a una empresa para que empiece la fabricación y distribución del Favipiravir para asegurar el suministro estable para toda la nación.

Por otra parte, el gobierno chino anunció que pronto estará lista una vacuna contra el coronavirus, ya que ahora se encuentran en la fase preclínica de las pruebas. Se espera que para el mes de abril los ensayos clínicos hayan concluido y se pueda producir en masa para su venta y distribución. 

 

El desarrollo de la vacuna

Los científicos chinos aceleraron el desarrollo de las vacunas contra COVID-19 mediante cinco métodos que incluyen: la vacuna inactivada, las cuales contienen organismos muertos o inactivos. La vacuna de subunidades, estas incluyen elementos de algún patógeno de ingeniería genética.

Además de la vacuna basada en vectores de adenovirus, la vacuna de ácido nucleico y la vacuna basada en vectores virales de gripe. Detalló Wang Junzhi, catedrático de la Academia de Ingeniería de China.

Además el profesor e investigador Wang declaró lo siguiente: 

«La investigación y el desarrollo de las vacunas contra COVID-19 en China, avanza a  un ritmo igual que el de otros países, se han realizado de manera científica, estandarizada y ordenada.»

China continua en una lucha constante para poder controlar este nuevo virus que ha puesto a la humanidad en un alto riesgo y no se detendrá hasta lograrlo.



Deja tus Comentarios

Joey Rivas
-Lic, en Administración por la UNAM -Certificado en idioma coreano y chino -Interprete y traductor -Apasionado de la cultura asiática