China, el resurgimiento de un fénix ante el COVID-19



Han pasado dos meses desde que la alerta por COVID-19 se activó en  toda China y 50 días desde que la cuarentena se inició. Los ciudadanos del gigante asiático se vieron obligados a quedarse en casa mientras el gobierno combatía a el virus. Desde entonces y hasta ahora el mundo ha sido testigo del resurgimiento de China cual ave fénix al enfrentar el nuevo coronavirus. .

China se paralizó durante casi dos meses, esto dejó un gran rezago económico  como una una sociedad cansada y desesperada por volver a sus vidas normales.

Pero gracias a las drásticas medidas tomadas por el gobierno chino y al esfuerzo de médicos, enfermeras y al de toda la población, China empezó a resurgir de entre las cenizas.

Tal como una poderosa ave fénix el gigante asiático está listo para salir adelante de la crisis económica y humanitaria que el COVID-19 dejó a su paso.

 

China vuelve a la normalidad poco a poco

 

En la región de Hubei donde se encuentra la ciudad de Wuhan, el epicentro del brote de coronavirus, las cosas empiezan a normalizarse. De acuerdo con South China Morning Post, el 21 de marzo se cumplieron 3 días en los que no se registraron nuevos casos en dicha ciudad.

Los comercios ya abrieron sus puertas pero los restaurantes y cafeterías ofrecen solo servicio de entrega o para llevar pues aún no es posible quedarse en los locales a disfrutar de los alimentos.

Varios Supermercados permiten el acceso en grupos de 100 personas o menos como medida cautelar. Aunque la situación mejoró  mucho en estos días aún se siguen tomando medidas preventivas. La gente empieza a salir de sus casas a pasear por los parques y sobre todo a sentir el aire de libertad que la cuarentena les había quitado.

Además las fábricas empezaron a trabajar con medidas especiales de sanidad y seguridad como: toma de temperatura del personal, trajes especiales para evitar el contagio y en horarios más restringidos. 

En la ciudad de Tianjin los centros comerciales abrieron sus puertas pero aplican medidas tales como: toma de temperatura al entrar al recinto, escaneo de código QR para saber que lugares visitaste y el uso de cubrebocas continúa en pie.

Asimismo los pacientes recuperados en Wuhan y los médicos se reunieron en el Gimnasio Wuhan Hongshan. Esto fue para despedir al hospital provisional que se creó el 10 de marzo  para atender a todos los pacientes con COVID19 de Wuhan. De esta forma un ciclo se cierra y se abre uno nuevo de esperanza para las personas recuperadas y los ciudadanos de Wuhan.

 

La nueva preocupación de China en su lucha con el COVID19

 

Aunque el ritmo de la vida cotidiana vuelve a la normalidad y los casos disminuyeron hay una nueva preocupación en China. Se trata de los nuevos casos son de personas provenientes del exterior, esto es debido a que China no cerró sus fronteras y las personas provenientes de Europa son los nuevos casos que preocupan al país comunista.

Por este motivo en China se decidió poner en cuarentena obligatoria a los extranjeros que lleguen a Pekín, la capital del país. Son dos semanas las que los extranjeros deberán permanecer bajo observación en sus casas o lugares especiales previstos.  

China está tratando de volver a su vida cotidiana a pasos lentos pero seguros mientras aún combate al virus que está azotando a todo el mundo.



Deja tus Comentarios

Joey Rivas
-Lic, en Administración por la UNAM -Certificado en idioma coreano y chino -Interprete y traductor -Apasionado de la cultura asiática