COVID19 en China: Así enfrenta el gigante asiático esta enfermedad



Wuhan, China es considerado el epicentro donde surgió el COVID-19, enfermedad que se declaró recientemente como pandemia. Los primeros casos se identificaron a finales del 2019 y desde entonces el virus comenzó a esparcirse. Primero internamente en China, después en Asia y finalmente se extendió de manera global. 

Para que quede más claro de que se trata el también conocido como coronavirus recordemos que, de acuerdo con las Organización Mundial de Salud (OMS), COVID-19 es la enfermedad que causa el nuevo coronavirus descubierto recientemente, dicho virus fue nombrado SARS-CoV-2.  

Al pertenecer a la familia de los coronavirus, este nuevo virus puede causar infecciones respiratorias que van desde el resfriado común a otras más graves, como el síndrome respiratorio de oriente medio (MERS) o el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

Actualmente y de acuerdo al reporte más reciente por la OMS, se registran 191 mil 127 casos confirmados de forma global. De estos 81 mil 116 son en China y los 110 mil 11 restantes son fuera de China. 



Los orígenes y su expansión 



El brote de la enfermedad fue ubicado en un mercado de mariscos y animales vivos en la provincia de Hubei en Wuhan. Esto fue debido a que los primeros pacientes estaban relacionados con dicho mercado. Por este motivo se consideró que la enfermedad se propagaba de animales a las personas.

Sin embargo, después incrementó el número de pacientes que no tuvieron ningún contacto con mercados de animales. Esto indicó una transmisión de persona a persona y comenzó la propagación de la enfermedad. Primero internamente en la ciudad de Wuhan y después esta se expandió mediante viajeros infectados. 

Fue cuestión de tiempo para que los primeros casos internacionales fueran registrados. El 13 de enero se identificó una persona infectada en Tailandia, este fue el primer caso fuera de China. Posteriormente Japón y Corea del Sur también confirmaron casos registrados. Días después Estados Unidos se sumó a la lista, y así fue como la infección se esparció globalmente.

Reporte del avance a nivel global del COVID19 por la OMS



Las medidas iniciales que China tomó 



Después de que se identificó que la transmisión del COVID19 era de persona a persona la primera medida que tomó China se centró en Wuhan. Para prevenir y controlar que el virus se esparciera a partir del 22 de enero esta ciudad China y otras ciudades aledañas se pusieron en cuarentena. Asimismo el sistema de transporte público, los trenes e incluso el aeropuerto dejaron de dar servicio.

Otra medida que se tomó fue la de  evitar las masas. Al ser inicio de año, una de las más grandes celebraciones en China estaba cerca, nos referimos al año nuevo chino. Esta celebración es una de las más grandes que se festejan no sólo en China, también en gran parte de Asia.

Debido a la situación que prevalecía se cancelaron las celebraciones que estaban previstas para el 25 de enero. Esta medida se aplicó en diversas ciudades, incluyendo Beijing, la capital de China. Asimismo diversas actividades y eventos fueron cancelados o pospuestos para evitar más contagios.

En la ciudad de Wuhan se logró una hazaña. En tan sólo 10 días fue construído un hospital provisional con mil camas. Este hospital creado para atender exclusivamente pacientes que padecieran COVID19, contó con personal médico de las fuerzas armadas. Además de este se instalaron un total de 16 hospitales temporales para tratar a los enfermos.

La sociedad china y su papel en la lucha contra el COVID19

 

Sin duda alguna, las medidas que toma un gobierno para controlar una enfermedad son importantes. Pero la participación ciudadana para llevarlas a cabo son imprescindibles para lograr combatir la infección. 

Las indicaciones generales para la sociedad fueron evitar el contacto con los otros, usar cubrebocas, seguir medidas de higiene como lavarse las manos e informar a las autoridades competentes si padecían síntomas.

En general la sociedad sigue las indicaciones, y este es un punto clave para que la situación pueda mantenerse bajo control. En K-Magazine nos dimos a la tarea de entrevistar a algunos ciudadanos chinos sobre la situación que viven en su país debido al COVID19. 

Mei vive en Sichuan y su familia vive cerca del área afectada (Wuhan). Ella y su familia siguen todas las indicaciones y asegura que las demás personas también. Entre las medidas de prevención usan mascarilla, desinfectante y se mantienen en cuarentena. Mei estudia pero por ahora toma clases en línea debido a que no pueden salir.

Wang vive en el norte de China. Él menciona que la situación en su ciudad no es tan complicada pues está lejos de Wuhan, sin embargo usan cubrebocas para protegerse. Sabe que las personas enfermas están en los hospitales donde reciben tratamiento.

Jian explica que inicialmente se pidió a los ciudadanos evitar el contacto, pero debido a que China es un país muy poblado esto no era tan sencillo de seguir. Aún así la gente hacía lo posible por no estar tan cerca entre ellos. 

También comenta que el uso de dinero en efectivo es considerado como un foco de transmisión del virus. Por este motivo los billetes son desinfectados con luz ultravioleta y altas temperaturas. Por otro lado las monedas son desinfectadas y se ponen en una cuarentena de 14 días para volver a usarse. 

Como podrás darte cuenta, los ciudadanos en China toman muy en serio la situación que se vive por esta enfermedad viral y siguen las indicaciones para salir evitar la propagación del virus. 


Los puntos clave para el control de la enfermedad

 

Tras meses de combate frente a esta nueva enfermedad, finalmente los casos reportados en China muestran una disminución. Esto sólo demuestra que las medidas que se tomaron en el gigante asiático funcionan y van por el camino correcto para vencer este nuevo virus.

De acuerdo con Bruce Aylward, líder de la misión de expertos de la OMS, hay 5 medidas que tomó China y que lo hacen un ejemplo contra el COVID19. 

Dichas estrategias son:

  • La restricción estricta de movimiento en Wuhan (epicentro del brote).
  • El cierre de fábricas y la reanudación ordenada de la producción.
  • El uso de datos para encontrar cada foco.
  • Un tratamiento científico ágil
  • La construcción de hospitales especializados en la lucha contra el coronavirus 

Aylward considera que estas medidas han sido críticas pero esenciales para el control del COVID19 en China y han cambiado el curso del brote en el país. 

 



Deja tus Comentarios

Ale Cruz
Comunicóloga, la UNAM es mi alma mater. Soy Leo en el zodiaco occidental y caballo de metal en el chino. Nací en el 90 por lo que crecí casi de forma paralela con el Hallyu hasta que el destino nos cruzó en el 2011, desde entonces vivo enamorada de la cultura coreana. Me gusta: escribir mientras bebo un americano, la comida asiática, ver dramas y Super Junior.