El fenómeno del Fanfiction en el Hallyu, parte II



A continuación te presentamos la segunda y última parte de nuestro especial: El fenómeno del Fanfiction en el Hallyu, y sino has leído la primera parte corre a verla. 

¿Fanfiction=a literatura?

Considerar o no al fanfiction literatura puede ser subjetivo y variar de acuerdo a la perspectiva de cada lector e incluso de otros escritores, así como de especialistas en el tema, quienes pueden afirmar que sí es y que no literatura. 

Hay quienes estudian y aspiran a ser literatos, para así ser reconocidos por ello. Sin embargo, en el mundo del fanfic los fans lo hacen por hobbie, como medio de expresión, y porque por naturaleza el ser humano es un contador de historias, la mayoría de las veces sin aspirar a obtener algún tipo de reconocimiento. 

La experta Jaqueline Tavera considera que estos sí son literatura, pese a que se crean a partir de algo que ya existe, llevan un proceso de publicación y distribución como cualquier otro libro.

“Mucha gente consume fanfics y mucha también publica gracias a las nuevas plataformas que han surgido. No por nada, grandes monstruos de la industria como Amazon crearon sus propias plataformas para que escribas y publiques”, afirma

Marie-Laure Ryan (académica y critica literaria inglesa) en su obra  La narración como realidad virtual: la inmersión y la interactividad en la literatura y en los medios electrónicos, los textos estereotipados de la cultura popular son los más favorables a la inmersión, es decir, el lector puede incorporar sus conocimientos y la historia se vuelve empática con él, por lo que sus expectativas se cumplen de manera más efectiva que con los textos más especializados, que requieren mayor concentración y atención por parte del lector. 

Cabe mencionar que estos textos de ficción se caracterizan por ser historias sin fines de lucro, en los que se busca que los fans sean escuchados y donde se muestra la interpretación que cada uno de ellos le da a la obra o idol que admira. 

En ocasiones lo que revela el autor original sobre su personaje favorito o bien aquello que sus actores y cantantes predilectos muestran a través de la televisión, las redes sociales, etc; no llega a ser suficiente. Los fans se cuestionan sobre el comportamiento de éste, ¿Por qué es así? ¿Cómo fue su vida después de? ¿Por qué se comporta de cierta forma? Especulan sobre ello y quieren respuestas, que los lleva a la creación de estos textos de fantasía con los que llegan a una satisfacción personal, resolviendo así aquello que tanto les inquieta.

En ocasiones estas historias pueden convertirse en casos de éxito, por ejemplo: 50 sombras de Grey (inspirada en Crepúsculo), Cazadores de las sombras (inspirada en Harry Potter), After (inspirada en Harry Styles).

Novelas literarias, películas, series de televisión, entre otros; sirven como parámetro, fuente de inspiración y referencia para la creación de otros productos. Lo que muchas veces marca la diferencia es la forma en la que se cuenta. 

Foto: Fatima Barrón

Tal es el caso de Fátima Chávez, escritora del libro El precio de un sueño, una novela inspirada en su amor por Corea y en sus idols favoritos. En su libro nos relata cómo las agencias de nuestros idols y actores favoritos ejercen sobre ellos una gran presión, al imponerles restricciones, desde indicarles con quien pueden relacionarse hasta cómo debe ser su comportamiento en público. Los artistas deben ser un ejemplo para la nación.

Fátima, una joven de 23 años,  comenzó su carrera como escritora escribiendo fanfics, tiene 5 en su haber y todos fueron sobre Kpop. Lo cual también la motivó a realizar este libro, en el que nos revela la otra cara de la industria del entretenimiento en Corea.

“Durante meses estuve recabando información con ayuda de un amigo, obteníamos la información de fuentes coreanas confiables. Además descubrí que varios youtubers hablaban sobre los casos de injusticia que vivían los idols”, narra. 

“Los casos que utilice y describí en mi libro son una referencia a los que sucedieron realmente. Algunos de ellos son el de Jonghyun, Hyuna, Ladies Code, SUJU, Spica, B.A.P, IU, SunMi. Así como, el de actrices que se prostituían a cambio de conseguir patrocinadores. Hay muchos casos, sin embargo, en mi libro no soy específica, pienso que cuando el público lea mi libro los relacionará”, aseguró la joven escritora. 

Aunque los fans en muchas ocasiones demuestran un gran apoyo y devoción hacia el personaje que idolatran, también llegan a ejercer gran presión sobre ellos. Sabemos a través de las noticias como es el comportamiento de los fans coreanos hacia sus artistas y que en muchas ocasiones llegan a juzgarlos sin darles oportunidad de réplica.

También llegan a influir sobre sus decisiones y Fátima refleja abiertamente esta situaciones en su libro: “Si los idols no cumplen con lo que les exige la sociedad dejan de comprar su mercancía y las agencias comienzan a perder lo que más les importa: dinero e imagen”. 

Con su libro El precio de un sueño, Fátima desea concientizar a los fandoms y a la sociedad en general. Pues el rechazo, así como  la crítica puede llevar a los artistas a tomar decisiones drásticas, desde querer retirarse de la industria del entretenimiento hasta terminar con su vida. 

Esta no es la única forma en la que se puede observar el poder que tienen los fans, al inicio de este texto mencionamos porque Sherlock Holmes tuvo que resurgir de entre las cenizas, a causa de la molestia y petición de sus fans.  Los fanfiction surgen de poder hacer realidad un sueño y de satisfacer un deseo personal, así como poder ser parte de la historia. En entrevista con Diana, fundadora de la fanpage Final fantasy suju fanfic’s, cuenta cómo incursionó en este mundo de fantasía y porque considera necesario que existan este tipo de historias.

Diana comentó que era nueva en el género, que poco a poco comenzó a consumirlos más, hasta querer una historia para sí misma. Busco quien pudiera ayudarla, pero ninguna escritora de fanfiction le dio respuesta. 

“La ilusión de crear mi propia historia me tenía atrapada y al no tener respuesta decidí escribir mi propio fanfic. De ahí surgió la idea de crear mi propia página, Final Fantasy Suju Fanfics, dedicada a Super Junior.

La creadora de Final fantasy explicó que desea dar lo mejor de sí misma en cada una de sus historias y poder ayudar a que otros se sientan partícipes de éstas. 

“Es una manera de expresar lo que a nosotros nos gustaría hacer y sentir. Cuando leo una historia me gusta imaginar que soy yo la persona de la cual están hablando. Pienso que siempre han existido fans que han fantaseado con su idol o artista favorito y los fanfics hacen eso sueños posibles, así que sólo era cuestión de tiempo para a que alguien se animara a escribirlos”. 

La encrucijada del fanfiction 

El fanfic es muy bien recibido por algunos pero criticado por otros, hay quienes afirman que se trata de un plagio y por ende viola derechos de autor, ya que basta con modificar algunos elementos sustanciales para poder crear una obra “nueva”. Sin embargo, nuestras escritoras entrevistadas opinan lo contrario: 

“Como escritora de fanfics y obras originales, no creo que sea plagio, lo tomaría como un homenaje, sin embargo, no todos opinan de la misma manera y pues si esto les afecta directamente, están en su derecho de expresar su desacuerdo”, expresa Lourdes Cerda. 

Por su parte Diana de Final Fantasy Suju Fanfic’s opina: “No creo que están muy de acuerdo con eso, ya que a nadie le gusta que usen sus ideas. Pienso que cuando una chica adapta un fanfic debe de agradecer al autor si se puede y está a su alcance. En caso de no poder hablar con el autor, ésta deberá mencionarle y darle créditos”.

“Tanto como un músico que es feliz viendo bailar a las personas con sus notas, nosotros somos conmovidos al compartir nuestra imaginación, pero, con el mayor respeto y admiración a los grandes escritores que dieron vida a aquellas obras maestras que nos conmovieron al grado de mover nuestra mente y volvernos también artistas”, menciona Mónica Martínez, escritora en el sitio web Wattpad.

Jaqueline Tavera cuenta el caso del escritor George R.R. Martin, autor de la novela Canción de hielo y fuego, quien siempre se ha pronunciado en contra del género debido a que supo del caso de una autora la cual en una ocasión se encontró con una historia idéntica a una saga que ella tenía planeada. Al intentar contactar a la persona que había escrito ésta pedía muchas cosas para compartir la autoría. El miedo de la mayoría de los autores es encontrarse con una historia del universo que ellos crearon en Intertet.

«No obstante, yo estoy de acuerdo en que se hagan fanfics. No sólo puede convertirse en una de las formas de homenaje más entrañables y sinceras hacia una obra, sino que a su vez puede dar otras obras y crear más historias”, afirma. 

Escribir es un medio de expresión que no incurre en nada malo siempre y cuando se respeten y no se agreda o se atribuya el éxito de otra persona con ello.  

El éxito alcanzado por Lourdes, Mónica, Fátima y Diana al escribir fanfictions lo deben en parte a su amor por Corea y sus Idols coreanos. Pero también a echar a volar su imaginación y su apreciación por las historias.  Las cuales no siempre terminan como ellas desean, por lo que quieren dar a aquellos con los que comparte ese sentimiento de que “algo faltó”, un final alternativo. 

Expresar lo que sienten cuando sus idols sufren, o bien poder cumplir el sueño de conocer al artista en cuestión al que tanto admiran y llegar a establecer una relación con él, y es que ¿quién no ha fantaseado con eso por lo menos alguna vez en su vida?

***

K-lovers si tienen o sienten el deseo de escribir, háganlo pues echar a andar la pluma puede llevarlos a realidades alternativas. No duden expresar sus ideas y contar una historia, recuerden que en k-magazine pueden hacerlo realidad en nuestra ZonaFanGirl. Así que no lo piensen más y mándenos sus textos. ¡Ya queremos leerlos!



Deja tus Comentarios

Karla Miranda
Comunicóloga. Cautivada por la cultura Coreana, gracias a los dramas coreanos y al cine oriental. Ama todo lo relacionado con cerezos japoneses, tiene uno en casa. Hay muchas cosas que llaman su atención, pero sólo elije algunas y las vuelve su pasión. Disfruta del cine, los libros y los conciertos.