El movimiento #MeToo se reaviva en Corea tras el deceso del alcalde de Seúl



Tras el deceso del alcalde de Seúl, Park Won-soon, la lucha feminista y el movimiento #MeToo cobraron fuerzas en Corea debido a las acusaciones de abuso que recibió el político surcoreano por parte de su ex secretaria.

El movimiento #MeToo es un fenómeno que hizo sus primeras apariciones en la nación surcoreana en 2018, un año después que en Occidente.

El feminismo hizo acto de presencia en Corea del Sur por las injusticias que funcionarios públicos y distintas personalidades causaban sobre la sociedad femenina.

Con el deceso del alcalde surcoreano, el pasado 09 de julio, se desató una serie de controversias sobre la integridad que dicho personaje reflejó en vida.

Una causa principal que dejó en evidencia sus méritos alcanzados fue la denuncia por abuso sexual que su ex secretaria realizó en su contra un día antes.  

La declaración de la víctima fue que Park abusó sexualmente de ella durante 4 años dejando secuelas imborrables. A pesar que el ex alcalde no puede ser procesado por su muerte repentina se abrirá una investigación. El objetivo de abrir dicha investigación es saber exactamente los hechos ocurridos y si más personas están implicadas. 

Esta denuncia afectó la reputación de Park Won-soon quien era considerado un defensor de los derechos humanos. Asimismo reavivó las esperanzas del movimiento feminista #MeToo. Fenomeno que comenzó a decaer debido al sistema patriarcal que aún continúa latente en la sociedad coreana. 

 

El movimiento #MeToo en la sociedad surcoreana

 

A través de este movimiento muchas mujeres surcoreanas encontraron consuelo y esperanza por las injusticias hechas hacia su persona. Se expusieron a funcionarios públicos y demás personalidades que ejercían su poder para dejar impunes varios casos de acoso sexual, amenazas y violaciones. Sin embargo, el movimiento no ha tenido el apoyo suficiente para subsistir.

Reunion de mujeres en Corea del Sur,¿ con carteles del movimiento Me Too. Fuente: Korea.net

De acuerdo con datos de El País, de las 219 leyes relacionadas con el #MeToo que se plantearon en el parlamento en 2018, sólo 11 han sido aprobadas. Estas fueron principalmente el aumentar las multas por crímenes sexuales. 

 

El caso de Park Won y su efecto en el movimiento

 

Ahora con la investigación hacia  Park Won-soon, se abrieron dos vertientes para dicho movimiento: la crítica y el apoyo.

La sociedad surcoreana una vez más se encuentra dividida entre su tradición arraigada o la adopción de nuevas normas de conductas positivas para los derechos humanos. 

Corea del sur adoptó y adaptó de manera vertiginosa herramientas occidentales; mismas que se ven reflejadas en el avance económico, tecnológico y de infraestructura.

No obstante, en el ámbito social el país ha optado por la resistencia lo que impide un mayor crecimiento y bienestar entre los coreanos. 

El escenario que el deceso de Park trajo podría ser un parteaguas para replantear a la sociedad la importancia de movimientos como #MeToo, que ayudarán al país a tener mayor equilibrio social. 



Deja tus Comentarios