El Palacio Imperial Shenyang: una antigua joya de China

Shenyang
Foto Daily China


Cuando pensamos en China, una de las primeras cosas que nos viene a la mente es el palacio del emperador, sin embargo, existe otro palacio imperial conocido como El palacio imperial Shenyang o Palacio Mukden. Este palacio es una antigua joya de la nueva dinastía Qing y se ubica en el centro de la antigua ciudad de Shenyang, capital de Liaoning. En esta nota te contaremos la historia sobre este majestuoso palacio.

Por: Leslie Campos 

 El palacio Imperial Shenyang es reconocido por haber sido el hogar de los tres primeros emperadores de la dinastía Qing (1644-1911). La construcción de este majestuoso palacio comenzó en el año 1625 y culminó en el año 1636, es decir 11 años después. 

Sin embargo, la construcción original no se mantuvo completamente intacta pues, con el tiempo, el palacio recibió pequeños cambios. El último fue una expansión hecha por el emperador Qianlong en 1780.

Su construcción la inició Nurhachi, el fundador de la Dinastía Qing, poco después de haber conquistado la ciudad. Al morir en 1626, lo reemplazó su hijo Huangtaiji, quien expandió el palacio. 

Como se mencionó previamente, este palacio fue la residencia de los primeros emperadores de la Dinastía Qing.  Sin embargo, en 1644 cuando la Dinastía Qing reemplazó a la Dinastía Ming en Beijing, el palacio Shenyang perdió su estatus como la casa oficial del emperador. A pesar de eso los emperadores regresaron frecuentemente al palacio para descansar. 

Este palacio fue conocido como el Palacio Mukden hasta el año 1955, cuando se convirtió en el Museo del Palacio Imperial Shenyang. Después, en el 2004, la UNESCO lo nombró Patrimonio de la humanidad. 

 

Estructura del Palacio Imperial Shenyang



Originalmente el palacio se erigió con la idea de  parecerse al diseño de la Ciudad Prohibida. Pero también tiene características de la arquitectura de estilo machúy tibetano. 

Tiene un tamaño de 60 mil metros cuadrados, y cuenta con más de 300 cuartos lujosos y  20 jardines. Además, se divide en tres secciones: centro, este y oeste.

La sección del este es la más antigua y representativa, es en esta donde se encuentra el Palacio Dazheng, lugar donde el emperador gestiona asuntos políticos y donde se celebraban las ceremonias. 

En la sección oeste se encontraba el teatro y la librería del palacio. Por otro lado, el centro consistía en las residencias del emperador, emperatriz y de las concubinas. 

El palacio estaba rodeado por paredes altas, que también dividían cada parte del palacio, para que cada sección, patio y jardín tuviese privacidad. De hecho, el palacio solo contaba con tres entradas, y aunque este palacio no lleva el nombre de “Ciudad Prohibida”, la entrada pública a este palacio era mucho más estricta que la del Palacio de Beijing. 

***

En el pasado, los pasillos de este palacio estaban llenos de movimiento, por ellos pasaba el emperador así como todos aquellos que lo servían y buscaban complacerlo. Ahora es un museo en el que se pueden encontrar más de 10 mil reliquias de la Dinastía Qing, como la espada de Nurhachi y su sello imperial. 

Visitarlo seguramente debe ser una experiencia inolvidable no sólo por ser una joya arquitectónica antigua, sino también por toda la historia que alberga la propia y la de la dinastía.

¡Cuéntanos K-Lover!  ¿Te gustaría visitar el Palacio Imperial Shenyang?






Deja tus Comentarios