Entrevista: Turista en Norcorea

Turista en Norcorea


Nuestra colaboradora, procedente de China, Jinjing Fu responde  nuestras dudas y nos habla acerca de su experiencia durante el viaje que emprendió a Corea del Norte, su gente y su gobierno.

Traducción: Renata Tarragona

¿Qué tan caro fue tu viaje a Corea del Norte?

Por medio de una agencia de viajes, 600 dólares. Ellos tramitan tu visa y boletos de tren. Si prefieres tomar un vuelo, serían 700 dólares. Sólo se puede viajar desde China.

Como periodista, ¿qué tan fácil fue entrar a este país? ¿Son ciertas las limitaciones que tiene?

Muy difícil. Es relativamente fácil entrar al país como chino, ya que somos su único amigo en el mundo. Aun así, varios soldados revisan las maletas e identificaciones. Los guías de turistas o guardias de seguridad te siguen a todos lados. Tu viaje es planeado paso a paso. Vi cómo revisaron a un chico británico en el tren, cada foto en su celular, todos sus libros, cámara, identificaciones. Le prestan especial atención a los caucásicos, aunque sólo vayan de tour.

Cuando visitas Corea del Norte, ¿te asignan un guía que vigila tus acciones?

Siempre habrá vigilancia siguiendo al grupo del tour. Sin embargo, la restricción se está suavizando estos días. Mis amigos y yo escapamos del hotel temprano por la mañana para ver los alrededores. Nadie nos siguió. Fuimos a áreas realmente habitadas. Tal vez por ser chinos nos vemos similares. Si fueran latinos o caucásicos les causaría problemas. Cuando cruzas la frontera, envían a dos soldados para sentarse en el mismo autobús y acompañar al grupo.

¿Qué concepción tiene la sociedad norcoreana respecto a su líder político y sobre todo de Occidente?

El líder de Corea del Norte es su dios, sol, padre o cualquier cosa que se refiera al poder absoluto y a lo correcto. Algo que me sorprendió, un buen ejemplo para que comprendan cómo los norcoreanos perciben a sus líderes, fue la visita al monumento conmemorativo de Kim Il-sung, Kim Jong-il y Kim Young-sook. El lugar, decorado suntuosamente, está repleto de regalos de otros países con propósitos diplomáticos. Figuras de cera de los personajes mencionados se erigen al centro del vestíbulo y todos los visitantes deben hacer una reverencia. ¿Qué pasa si no quieres hacerlo? El guía turístico y los soldados ahí presentes te miran como diciendo “big brother te observa”. Ellos dicen: “Si vienes aquí, por favor respeta a nuestra gente y nuestra cultura”. Sí, utilizan el término -cultura-.

Nuestro guía, un norcoreano de mediana edad, solía servir al ejército. Teníamos una charla casual sobre los regalos y decoración cuando, de repente, vi una pintura de Kim Jong-un con su esposa y le pregunté si creía que ella es bonita. Su expresión sonriente inmediatamente cambió por una seria y ofendida. Dijo: “no se supone que hablemos al respecto”. Imaginando que fuera en México, si le preguntara a un hombre si cree que Angélica Rivera es guapa, seguro reiría y diría: “claro, ella es muy ardiente”.

Incluso luego de cuatro años de la muerte de Kim Jong-il, otra de nuestras guías, una encantadora joven de 23 años, se llenaba de lágrimas al hablarnos acerca de dicho suceso. Créanme, no era actuación, su aflicción era real.

¿Los ciudadanos están de acuerdo con el tipo de regulación que existe en su país y los mantiene en la miseria?

Muchos de ellos no lo toman como una situación miserable. Crecieron y fueron educados en una dictadura absoluta. Es parte de su naturaleza obedecer y comportarse. No tienen acceso a otra ideología o información. Desde que tienen memoria, se supone que su mundo sea de hambre y pobreza. Ni siquiera esto es preciso, porque, al no tener idea de qué es riqueza y bienestar, no se dan cuenta de que viven en pobreza.

Los guías turísticos son de los pocos individuos con acceso al mundo exterior. ¿Saben lo que sucede afuera? Apuesto a que sí. Entonces, ¿por qué no dicen la verdad o hacen un cambio? Una respuesta podría ser que la ideología, o llamémosle “lavado de cerebro”, está enraizada en su mente. O son personas que toman beneficios del sistema, o se sienten sin esperanza y sin el poder de buscar el cambio.

Es patético, una pena para la humanidad y un sarcasmo ver que estas ridículas y crueles cosas sucedan en el mundo moderno. Pensando en la masacre en África, la guerra de Medio Oriente, o el tráfico de drogas en América Latina, ¿por qué ha habido una gran diferencia entre Corea del Sur y del Norte en un periodo tan corto? Cuando el K-Pop se ha esparcido por el mundo entero, la familia Kim gobierna la vida de miles de personas.

¿Has escuchado testimonios de residentes de Norcorea o personas que hayan logrado escapar de la dictadura?

Sí, toneladas de historias, muy tristes de hecho. Uno de los guías, una chica china que vive al lado de la frontera, me contó que muchos norcoreanos trabajan en las fábricas de China. Supo de una chica de Corea del Norte que se enamoró de un hombre chino (no está permitido que tengan ningún tipo de relación con extranjeros). Ella escapó y, después de dos días, regresó porque sabía que si escapaba y desaparecía en territorio chino, su familia y amigos enfrentarían la pena de muerte.

Le pregunté al guía: “¿cuál es el peor crimen en Norcorea?”. Me respondió: “traición”. Una vez que un norcoreano huye de su país, ya no se le considera su ciudadano. Tanto éste, como su familia y amigos son castigados con la pena de muerte. Cuando lo escuché, pensé que era demasiado horrible y triste para ser verdad. Yo estaba de viaje ahí, tomaba fotos y trataba de disfrutar la extraña atmósfera, pero es muy real que la gente ahí no tiene alternativa más que vivir. Para la mayoría de ellos está bien, pues no tienen idea de cómo es afuera. Viven en una fantasía construida por la familia Kim.

¿Cómo se vive la adquisición de productos?

Todo está limitado. Compran productos con tickets que les otorga el gobierno central. Hay muchas similitudes comparado con las políticas de China. Diría que se sintió como viajar tiempo atrás en nuestro libro de historia. Fue irónico encontrar que sus folletos políticos son exactamente como los chinos. Así que bromeé sobre ello con mis amigos y nos asustó. ¿Acaso no vivimos en el mismo loco y falso mundo, pero con mejor economía? Gracias a dios que China ha cambiado tanto.

¿Tiene presencia el Hallyu en Norcorea?

La cultura surcoreana no está presente para nada en Corea del Norte. Absolutamente cero estrellas de K-Pop o shows de televisión. Ven algunos dramas chinos que abordan la lucha con los japoneses, shows históricos. Piensan que Norcorea conserva las mejores raíces tradicionales de la cultura coreana. Son dos mundos totalmente diferentes. No hay acceso a información de la vida en Corea del Sur y su cultura.

¿Qué postura asumen las políticas de China con respecto a Corea del Norte?

China ha sido criticada por los países occidentales debido al manejo del asunto de los escapes procedentes de Norcorea. Pero para ser justos, dado el conformismo diplomático y los problemas históricos no es fácil juzgar y lidiar con los refugiados, incluso si nos referimos a otros casos internacionales. Especialmente, Corea del Norte es un caso único.

Lamento mucho que la gente que escapó haya sido enviada de vuelta por el gobierno chino. Mas, creo que no es la responsabilidad de un partido político, sino de la organización internacional, de la humanidad, o como ciudadanos globales deberíamos esforzarnos para, al menos, poner atención al problema y buscar un cambio para esos ancianos, niños, hombres y mujeres, como ustedes y yo.

Este texto fue publicado en la edición número #9 de K-magazine. También puedes consultar la entrevista aquí.



Deja tus Comentarios

Avatar
La primera revista sobre cultura coreana en México y Latinoamérica. Cultura, negocios, entrevistas, K-dramas, K-movies, deportes y mucho más...