Hatsumode: la primera visita del año a los santuarios japoneses

Hatsumode tradición japonesa
Foto de Igor1045


Hatsumode (初詣) es un término japonés que hace  referencia a la primera visita del año a los santuarios sintoístas y budistas. Este inicia la noche del 31 de diciembre, para oír las campanadas del Año Nuevo (joya no kane), y se extiende hasta las dos primeras semanas de enero.

Por: Citlali Marin

Así como en México muchas familias tienen la tradición de ir a misa para dar la bienvenida al año nuevo, en Japón ocurre el hatsumode (初詣), el cual se trata de recibir el año nuevo con una conexión espiritual desde el primer día hasta las dos primeras semanas de enero. 

El hatsumode es una de las festividades tradicionales sintoístas de fin de año, antiguamente los ujiko o hijos del clan se reunían en el santuario para dar la bienvenida al ujigami o dios del clan durante la Nochevieja.

Actualmente, cada año las grandes multitudes visitan santuarios sintoístas y templos budistas para rezar,  principalmente por seguridad, salud y  prosperidad para el nuevo año.

Después de la medianoche del 31 de diciembre los santuarios más grandes, como el Santuario Yasukuni de Tokio y Meiji Jingu, son los principales escenarios en donde los japoneses, vestidos con su tradicional kimono, realizan sus rezos.

Te puede interesar: Kimono y Yukata: los vestidos tradicionales de Japón 

 

Artículos para acompañar el hatsumode

 

Así como en México es costumbre comprar  las doce veladoras, en Japón la costumbre es  rezar o pedir deseos de la siguiente forma; delante del honden, edificio más sagrado, echando una moneda y dando dos palmadas.

Aunque actualmente la mayoría de los santuarios y templos también ofrecen omikuji que son amuletos de la fortuna, los cuales se compran para saber cómo será tu suerte el próximo año. 

El omikuji cuesta alrededor de ¥ 100 y funciona de la siguiente manera, se debe de  dibujar un número al azar que se intercambia por una fortuna correspondiente.

Te puede interesar: ¿Cuánto vale un yen?

En el recibo del papel está escrito el nivel de fortuna, en la cual hay 5 y 7 niveles diferentes con información específica sobre diversos aspectos de la vida, como son el trabajo, el amor y la salud. 

A menudo salen buenas fortunas, pero si por azares del destino tu fortuna es mala, debes de amarrar el papel en un lugar designado en el templo y rezar por una mejor suerte. 

También puedes adquirir una ema (絵馬) que es una tabla de madera, generalmente tiene un diseño con el animal del año. La primera oración del año está escrita en esta tabla,  la cual debes recitar, escribir los buenos deseos que quieres recibir y después colgarla en los sellos del santuario.

Algunos santuarios ofrecen sake a cambio de una donación muy pequeña, la cual no tiene un precio específico.

El hatsumode es una oportunidad para disfrutar del ambiente religioso, pero al mismo tiempo festivo de los santuarios japoneses. ¿Te gustaría asistir a este tipo de ceremonias?



Deja tus Comentarios