Itaewon, un barrio coreano de inclusión y aceptación



Itaewon es un barrio coreano famoso y concurrido que se ubica en la parte norte del majestuoso río Han en Seúl, la capital de Corea del  Sur. Este lugar se convirtió con el paso de los años en una zona libre. Un lugar donde personas de todas las nacionalidades conviven entre sí y donde la diversidad sexual se volvió algo muy normal.

 

Los inicios del barrio

 

Los inicios del barrio se remontan a la liberación de Japón en 1945 y del armisticio con el que cesó la guerra entre las dos coreas en 1953. Desde entonces las calles de Itaewon fueron paso del ejército estadounidense hacia sus bases militares implantadas en esta zona. 

Debido a esto los locatarios colocaron pequeños comercios en el lugar para vender souvenirs y comida a los soldados que salían de la base militar a los alrededores.

Durante la década de los 80s Corea fue anfitrión de los juegos olímpicos de 1988.  En  aquel entonces el barrio creció y se convirtió en un barrio comercial. Los locales vendían principalmente recuerdos, alimentos, ropa, calzado y otros productos para el deleite de los asistentes. 

Después, en 1997 el área se designó como zona turística especial. Esto abrió paso a nuevos comercios, entre estos: restaurantes, bares, hoteles, tiendas de comida y clubs nocturnos.

Debido a su gran impacto turístico el barrio coreano de Itaewon  recibe a miles de extranjeros que deciden empezar su propio negocio en este lugar como parte de la multiculturalidad que existe en la zona.  Esta multiculturalidad creció tanto que incluso hay una mezquita la cual fue fundada en 1976.

En las calles de este lugar comunidades musulmanas, latinas, árabes entres otros conviven de manera cotidiana.  De esta forma crean un lugar tan internacional que en este barrio puedes encontrar platillos tan exóticos y deliciosos que quizá solo podrías probar si fueras a sus países de origen.

 

El ambiente nocturno

 

La gran acentuación de bares y clubs nocturnos abrieron paso a otras puertas en las que la noche acogió poco a poco a personas que no se atreven a ser libres de día, entre ellos la comunidad LGBT+. 

Itaewon se caracteriza por ser el barrio de la diversidad y es que entre sus estrechas calles la comunidad encontró seguridad y aceptación. La comunidad logró convivir con los suyos y dejando de lado los prejuicios de una sociedad conservadora.

Grandes artistas de la escena Dragqueen como la afamada Nana Young, quién saltó al estrellato gracias a su aparición en el video del cantante Holland titulado I´m not afraid anymore. Nana suele ofrecer shows cada fin de semana en distintos bares de ambiente gay ubicados en Itaewon.

De esta forma demuestra que el Drag no es una moda sino toda una subcultura que compagina muy bien con este barrio tan diverso.

View this post on Instagram

2/3 @linnnn.kr 💛💐

A post shared by Nana Kim (@nana_youngrongkim) on

El barrio de Itaewon con su evolución a través del tiempo se volvió sinónimo de multiculturalidad e inclusión. Un espacio en donde tanto sus habitantes como sus visitantes van con mente abierta entre sus calles en las que conviven y disfrutan todo lo que este lugar ofrece. 

Este sitio sin lugar a dudas da un vistazo a una Corea menos conservadora y más diversa, donde ser quien tú quieres ser y ser quien tú eres es permitido sin juicios ni ataduras. ¿Te gustaría visitar este lugar?





Deja tus Comentarios

Joey Rivas
-Lic, en Administración por la UNAM -Certificado en idioma coreano y chino -Interprete y traductor -Apasionado de la cultura asiática