Pelis

Directoras que cambiaron el cine coreano

Directoras que cambiaron el cine coreano

El cine es una industria donde los hombres se llevan el protagonismo en los puestos de renombre, así parece cuando la palabra “directora” es difícil de encontrar hasta en el motor de búsqueda de Google. La cinematografía coreana no es la excepción, por eso aquí te contamos sobre algunas de las mujeres directoras que cambiaron la forma de hacer películas en Corea del Sur.

Park nam-ok (1923-2017)

Park-Nam-Ok
Foto: Soompi.

Reconocida por la historia como la primera mujer en convertirse en directora de cine en Corea, Park nam-ok es la figura que abrió el camino para que otras mujeres se atrevieran a hacer sus propias películas.

Su única obra cinematográfica fue La viuda (The Widow,1955), historia que narra la vida de las esposas que se quedaron sin pareja a consecuencia de la guerra entre ambas coreas. La cineasta dirigió y editó la cinta, además siempre trabajó en el set mientras cargaba a su bebé en la espalda.

El guión de la película fue escrito por su esposo Lee Bo-ra, a quien conoció unos años atrás mientras ella trabajaba como guionista para otra cinta. Nacida en 1923 en Hayang, Park estudió Ciencias Domésticas en la Universidad para Mujeres Ewha, donde se introdujo a la literatura, el arte y el cine.

park-nam-ok-bebé
Park con su bebé en la espalda. Foto: Seoul International Women’s Film Festival

Sus padres quisieron que contrajera matrimonio, pero ella prefirió comenzar como reportera en un periódico en Daegu, donde escribía reseñas de cine. Este trabajo y un acercamiento con el director Yoon Yong-kyu, la llevaron a trabajar en la Choseon Film Company en 1945, para después colaborar como guionista en la cinta A New Oath (1947).

Para rendir homenaje a su figura, la Women In Film Association de Corea le produjo el documental Beautiful Life en 2001. Donde narra la vida y obra de esta mujer que se atrevió a romper las barreras de la industria del cine por primera vez.

 

Byun Young-joo

Young-joo-byun
Foto: Karlovy Vary International Film Festival

Ella es una de las representantes más grandes de la industria, Byun Young-joo es documentalista y fundadora del colectivo de filmes feministas en Corea del Sur. La mayoría de sus trabajos se enfocan en temas sociales, sobre todo cuando se trata de contar la historia de las mujeres. El documental The Murmuring (1995) es su pieza más destacada, pues narra las anécdotas de las “mujeres de consuelo”, quienes eran obligadas a servir sexualmente a los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

Este largometraje es el primer documental que se estrenó en los cines de manera masiva, el cual se convirtió en 1997 en una serie llamada Habitual Sadness. Gracias a su propuesta, fue galardonada en 2012 como “Directora del Año” por el International Women in Film Festival en Seúl.

Durante 2017 en Corea del Sur, sólo 17 de 66 películas comerciales tuvieron una participación femenina en roles principales; mientras que 7 de 83 películas fueron dirigidas por una directora. Aún después de 20 años del estreno del primer documental dirigido por una mujer, sigue siendo un logro que las directoras proyecten su trabajo en pantallas grandes.

 

Yim Soon-rye

Yim-Soon-rye
Foto: Revista BUST

Cineasta del año 2008, Yim Soon-rye es directora, guionista y una de las figuras más importantes de la nueva ola de cine coreano, compañera de generación del polémico Kim Ki-duk y contemporánea de los mundialmente reconocidos Park Chan-wook, Bong Joon-ho y Hong Sang-soo.

Originaria de Incheon, ella brilla con luz propia sin tratar de competir con sus homólogos. También es ferviente narradora de las historias de mujeres, así como del lado más oscuro de la sociedad surcoreana. “a nadie le gusta que le muestren sus propias miserias… Por eso tampoco creo que sea muy popular, pero a pesar de todo eso no me arrepiento de mi trayectoria pues creo que ha sido con buena intención” dijo en entrevista para la revista Asia North East.

Una de sus películas populares es Forever the moment (2008), cinta que cuenta el triunfo real del equipo femenil de balonmano durante los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004. Las historias detrás de cada mujer, dejan ver su lucha por ser deportistas vs. la idea de que están únicamente obligadas a cumplir labores del hogar y las demandas de la familia.

Yim Soon-rye no busca ser igual de popular que los hombre de su generación, simplemente que se le reconozca por su calidad de trabajo como directora. “No, no quiero ser ejemplo para nadie en especial… me gustaría que un futuro me recuerden como una directora que buscó reflejar la realidad social de su país pero no tengo ambición por personalismos”, concluyó.

 

Lee hyun Joo

Lee-hyun-Joo
Foto: Korea Joongang Daily

Nacida en 1981, Lee hyun Joo es directora de cine, declarada abiertamente homosexual. Estudió en la Universidad de Dankook en el departamento de Teatro y Cine, además se formó como directora en la Academia Coreana de Artes Cinematográficas en 2014. Ella fue una de las primeras en proponer una cinta de amor entre dos mujeres desde la perspectiva femenina, razón por la cual saltó a la fama.

Primero con su cinta Ordinary Family (2014) y luego con Nuestra historia de amor (Our love story, 2016), película premiada en el Festival de Cine Coreano de Toronto, en Canadá, Lee quiso mostrar que para amarse no existen diferencias de ningún tipo, “el amor entre dos mujeres puede ser como el de cualquiera, ni más auténtico, ni menos”, comentó en entrevista para los Premios Sebastiane.

https://www.youtube.com/watch?v=3amQE0MpIx0

A pesar de su buen recibimiento en el círculo del cine, la directora se vió envuelta en un escándalo de acoso a una de sus compañeras directoras, ella aprovechó el estado alcohólico para sostener relaciones sexuales, con un supuesto “consentimiento”.

Justo en 2017, la Women in Film Korea le otorgó el galardón de “cineasta del año”, premio que le fue quitado pues este acto de acoso rompe con los ideales de la asociación. Además se le sentenció a dos años de prisión y 40 horas de educación sobre violencia sexual. “Pido disculpas… estoy arrepentida porque mis acciones infligieron mucho dolor” dijo para el sitio Naver.

Lee hyun Joo decidió asumir las consecuencias de sus actos, dejando de hacer cine por algún tiempo. ““El cine era mi vida entera. Era de lo que vivía hasta ahora. Sin embargo, me responsabilizaré de esto y no haré más películas. Pido disculpas por preocuparles”, finalizó

Lee-hyun-Joo-acoso
Foto: Korea Films Biz Zone

El acoso sexual tampoco distingue de género. Sin embargo, la forma cómo los hombres y las mujeres asumen sus actos, sí. Como ejemplo de ello está el caso de Kim Ki-duk, quien a pesar de las acusaciones por golpear a una actriz, a él no se le vetó de los festivales de cine, ni se le prohibió trabajar pues simplemente pagó una multa monetaria por sus actos.

Mientras que durante el juicio de la directora, se le cuestionó si su orientación sexual era la causa principal por la cual había cometido acoso contra su compañera. Esto sucedió antes de presentar su testimonio para comparar los hechos de aquel día.

 

Aún queda mucho camino por recorrer para se más equitativos con el trabajo de los hombres y las mujeres en el cine. Hay que visualizar a las figuras femeninas que luchan todos los días por ganar su espacio y ser reconocidas de la misma manera por la calidad de su trabajo.

¿Conocías a alguna de estas directoras de cine coreano?, ¿Tienes alguna directora favorita de otro país?

 

Comentarios
About Author

Galilea Herrera

Periodista digital y productora audiovisual. Cinéfila de tiempo completo y fan/hater de los doramas. La cultura asiática llegó a mi vida por coincidencias del destino. Comunicóloga #UNAM #FCPyS.

X