Kirigami: El arte del papel cortado

Kirigami-japan-museum
Parte de la exposición "Color of Time" que se realizó en enero de 2018 en el Museo de Arte y Diseño de Toyama, Japón. Imágen obtenida de Instagram. (@emmanuellemoureaux)


Cortar papel… ¿es arte? ¡Sí! y se llama Kirigami. Esta increíble actividad originaria de China cada vez se expande más en el mundo debido a su facilidad y complejidad. Sigue leyendo para saber por qué una acción tan simple como cortar papel se considera un arte.

 

Por Estefany Saucedo

Cuando pensamos en el arte de crear piezas magníficas con papel como nuestro único recurso, el origami es nuestro más grande referente. Así como esta técnica de doblar papel corresponde a Japón, el kirigami es característico de China. 

Si bien ambos parten de los dobleces del papel, lo que diferencía al kirigami del origami es la posibilidad de expandir la creatividad del artista al realizar los recortes directamente con las tijeras sin la necesidad de realizar algún tipo de trazo en el material. 

Puede tener un acabado plano, como el origami, aunque lo más común es ver figuras tridimensionales. Mismas que generalmente se utilizan en arquitectura o últimamente en las tarjetas pop up que son tendencia en manualidades de pinterest e instagram.

 

 

 


El origen del kirigami

 

La palabra kirigami se deriva de las palabras japonesas kiru, que significa cortar y kami, que significa papel. 

La historia del kirigami no tiene una fecha exacta de inicio, pero se cree que su origen comenzó inmediatamente después de la invención del papel en China. Esto fue cerca del año 105 d.C, época en que los habitantes comenzaron a doblar, cortar y pintar el papel como decoración. 

El motivo principal por el que se comenzó esta práctica que inicialmente se conocía como jiǎnzhǐ, era el de venerar a los dioses. En algunas comunidades rurales de China aún se practica como una tradición ya que este arte se heredó de madres a sus hijas desde hace ya varias generaciones.  

A través de los años el jiǎnzhǐ se transformó en una actividad de ocio, también se expandió por Asia hasta llegar a occidente. Actualmente el kirigami es una actividad que se practica por mujeres, hombres y niños alrededor de todo mundo. 

 

kirigami-burguer
Hamburguesa hecha por medio de Kirigami. Imagen obtenida de Instagram. (@lacocinadeleti)

 

Ventajas del uso de esta técnica 

 

Es altamente recomendable que los niños practiquen el arte del papel cortado debido a que se considera que este tipo de actividades ayudan a mejorar el proceso de maduración. Sirve para mejorar la motricidad fina y la destreza manual que posteriormente les facilitará el proceso de escritura. Lo mismo ocurre con la motricidad gruesa, la cual ayuda a manipular distintos objetos de manera más eficaz. 

Sin importar la edad, el kirigami también favorece a la concentración, tener mejor retención y memoria. Mejora las habilidades sociales y eleva el autoestima de quien lo práctica. Además de alimentar la parte artística que como seres humanos tenemos que desarrollar. 

Gracias al conocimiento de estos beneficios, la práctica de este arte ha incrementado en Latinoamérica como material educativo, aplicándose desde el jardín de niños y guarderías. 

 

kirigami-faces
Antes y después de un retrato hecho con Kirigami. Fotografía obtenida de Instagram. (@papercutsbysteph)

 

Tipos de kirigami

 

Si te intriga practicar el arte del papel recortado, a continuación te presentamos la lista de los tipo más comunes de Kirigami. 

Artístico o decorativo: Se enseñan los pasos básicos para aprender a plegar y cortar el papel dando como resultado modelos sencillos como tarjetas y adornos. 

Fractal: El nivel de dificultad aumenta al crear repeticiones de un mismo diseño pero en diferentes escalas. Aunque pueden ser cortes básicos, el acabado es abstracto. 

Móvil: Combinado con el Origami, este tipo de cortes en papel plegado logran dar a la figura efectos de movimiento.

Educativo: Se compone de diseños simples como el artístico y el fractal, pero lo interesante es al ser enseñado principalmente en colegios, el kirigami educativo se realiza mediante juegos u otras actividades para mejorar las habilidades de los niños. 

 

 

Técnicas de este arte

 

El número y diversidad de técnicas en el kirigami es amplio y por supuesto se manipulan dependiendo el artista. Sin embargo, existen tres que son las más identificables y comunes en el mundo del papel cortado. 

Cortar y separar: Es mayormente empleada para el uso de pop ups. Consiste mayormente en el origami para posteriormente hacer cortes que enmarcan la figura y pueda desdoblarse sin perder forma.

Cortar y girar: Con un mayor grado de complejidad, esta técnica busca dar efectos de tercera dimensión. Consiste en dobleces estratégicos para saber exactamente en dónde cortar y dar paso a la figura con volumen y abstracción que se busca obtener.

Troquelar: Aumenta el grado de dificultad ya que requiere de una destreza e imaginación espacial mayores para determinar los cortes exactos y así crear figuras con volumen y duplicados. Esta técnica es la más utilizada para los modelos arquitectónicos. 

 

kirigami-tower-bridge-london
Tower Bridge de Londres hecho en Kirigami fractal troquelado.

 

Ahora que ya sabes por qué este estilo artístico cada vez gana más relevancia y posicionamiento en nuestro continente. ¿Te animarías a aprenderlo? Si es así, no te olvides de compartir tus creaciones en nuestras redes sociales.



Deja tus Comentarios