Los campos de flores de Hokkaido: paisajes multicolores

Campos de flores de Hokkaido


Los campos de flores son uno de los atractivos turísticos de Hokkaido, la prefectura más al norte de Japón.

Los cerezos no son las únicas flores que hacen brillar el paisaje de Japón. En verano, Hokkaido se tiñe de un sinfín de colores para recibir la estación.

Hokkaido se localiza en la parte norte de Japón. Su popularidad como destino turístico se debe, en parte, por su adaptación a cada estación. Así que siempre hay algo que hacer, no importa la época del año. 

En verano, las flores abren sus pétalos para disfrutar del sol típico de esta época del año. Mientras que miles de turistas acuden a la prefectura japonesa para presenciar el fenómeno. 

Además de ser un atractivo turístico, los campos de flores de Hokkaido reflejan la relación de Japón con la naturaleza. Así, visitar los campos va más allá de pasar el tiempo libre y ver un lindo paisaje.

En realidad, la apreciación de la naturaleza es una práctica dentro de la tradición y la cultura nipona. Visible en festivales como el hanami, un evento que reúne a miles de personas para presenciar el florecimiento de los cerezos o sakura. Cabe destacar que la palabra hanami (花見) significa ver las flores. 

La belleza en los campos de flores de Hokkaido también muestra el respeto de los japoneses hacia la naturaleza. Pues, los espectaculares paisajes no serían posibles sin el cuidado y la dedicación en su mantenimiento y conservación. Al final, se trata de una responsabilidad que no sólo depende de los trabajadores, sino también de los visitantes.

A continuación te presentamos algunos campos de flores que puedes disfrutar durante tu visita a Hokkaido, Japón.

 

Granja Tomita, la pionera en campos de flores

 

Ubicada en la ciudad de Furano, la Granja Tomita es uno de los campos de lavanda más grande del país. Caminar por sus campos no sólo ofrece una vista espectacular, sino también beneficios para la salud.  

La Granja Tomita fue la primera en abrir sus puertas a los turistas. Lo que marcó el comienzo de los campos de flores como atractivo turístico.

Antes, la granja se dedicaba al cultivo de lavanda para la producción de fragancias naturales. Pero después de su aparición en un calendario de ferrocarriles, sus campos teñidos de morado se convirtieron en toda una sensación. 

Además de la hermosa vista, la Granja Tomita ofrece otras atracciones como la venta de productos, entre ellos fragancias naturales y el popular helado de lavanda. 

 

Parque Shibazakura, único en su especie

 

Este parque sobresale por ser el hogar de las flores Shibazakura, similares a los cerezos pero con la diferencia de que aquéllas adornan el suelo nipón. La palabra Shibazakura reúne la singularidad de esta flor japonesa, pues shiba (芝) significa césped y sakura (桜), cerezo.

Localizado en Higashimokoto en el pueblo de  Ōzora, el parque Shibazakura deslumbra por sus campos en tonos rosados que logran cautivar a miles de turistas. 

El parque es uno de los pocos lugares en donde se puede apreciar los Shibazakura. Para celebrar su florecimiento, el parque realiza un festival. Además, los visitantes pueden disfrutar de la cocina local y del popular helado Shibazakura Soft Cream



El  girasol de Hokuryu, el símbolo del verano nipón

 

Entre las ciudades de Sapporo y Asahikawa, se encuentra uno de los destinos más visitados por los amantes de las flores: los campos de girasoles de Hokuryu

Los girasoles inundan las colinas de Hokuryu y se transforman en rayos de luz con su singular color amarillo para dar la bienvenida a la estación. El cultivo del girasol es una tradición en Hokuryu que, a lo largo de cuatro décadas, se convirtió en un elemento fundamental de su identidad como pueblo. 

Para celebrar a este símbolo del verano se lleva a cabo el Festival Himawari.   

Himawari no Sato (ひまわりの里) es uno de los campos de flores más grandes y populares de Japón. Los visitantes podrán disfrutar de un mar amarillo que se extiende por más de 20 hectáreas. Así como de un laberinto de girasoles que podrá aprueba las habilidades de los visitantes. 

 

Parque Hinode, ideal para los enamorados

 

El parque Hinode es una de las atracciones de la ciudad de Furano. Sus campos de flores sobresalen por sus distintos colores, aunque predomina el color morado de la lavanda. 

Este lugar tiene un elemento clave que atrae a los enamorados, pues dentro de sus campos hay un marco de color blanco ideal como fondo de las fotografías. Del marco cuelga una campana. La leyenda dice que si ambos la tocan al mismo tiempo, la felicidad estará garantizada.

 

Shikisai no oka, un arcoiris de flores 

 

Shikisai no oka (四季彩の丘) contrasta con una gran parte de los campos de flores de Hokkaido que se especializan en una flor en particular. 

Ubicado en la ciudad de Biei, este campo está repleto de flores de todo tipo. Las filas delgadas y multicolores distribuidas a lo largo de 14 hectáreas, asemejan a este campo en un arcoiris.  

Al tener una variedad de plantas, sus tiempos para apreciarlas pueden variar, así que siempre hay una vista distinta para admirar.

 

Parque Kamiyubetsu, el hogar de los tulipanes 

 

El parque de los tulipanes de Kamiyubetsu es uno de los más populares del país. Localizado en la ciudad de Yubetsu, este parque es el hogar de alrededor de 120 tipos distintos de tulipán. 

A diferencia de los otros campos, la mejor época para visitar este lugar es durante la primavera. La ciudad de Yubetsu también realiza un festival para celebrar la llegada de los tulipanes, la cual se realiza entre mayo y principios de junio. 

¿Qué opinas de los campos de flores de Hokkaido?, ¿Te gustaría visitarlos?

 



Deja tus Comentarios