OPINIÓN: En medio del escándalo ¿Qué pasará con la presidencia de Park Geun-hye? (Parte 1)

presidencia de Park Geun-hye
A protestor holds a placard showing portraits of South Korean President Park Geun-Hye (C) and her confidante Choi Soon-Sil (L) during a rally denouncing a scandal over President Park's aide in Seoul on October 27, 2016. The Korean letters read "Step down Park Geun-Hye!" South Korean prosecutors on October 27 set up a high-powered "task-force" to probe a widening scandal involving alleged influence-peddling by a close confidante of President Park Geun-Hye. Choi Soon-Sil, an enigmatic woman with no government position, was already part of an investigation into allegations that she used her relationship with the president to strong-arm conglomerates into multi-million dollar donations to two non-profit foundations. / AFP PHOTO / JUNG YEON-JE

El escándalo es la palabra que, en los últimos meses de 2016, persigue a la aun presidenta surcoreana Park Geun-hye. Todo se centra en en el conocimiento público de una relación de amistad que desde hace décadas sostiene con Choi Soon-sil. La amistad por sí misma no es lo que ha generado las controversias, sino el hecho que Choi aprovechó esa amistad para cometer actos de corrupción, coerción y tráfico de influencias que aun no se terminan de numerar.

Estas acciones le propinaron un golpe fatal a Park Geun-hye en el tramo final de su periodo y a casi un año de las próximas elecciones presidenciales  en Corea. 

Pero ¿cómo han sucedido tantas cosas en tan poco tiempo? ¿por qué la ciudadanía surcoreana pide la renuncia de la presidenta Park? Recuérdese que a principios de año, Park visitó México y  su gobierno emanaba una estabilidad que se dudaría que meses después estaría al borde del colapso. Sin embargo, en una especie de efecto bola de nieve, lo inimaginable se hizo tan real que se ha dedicado este espacio en K-Magazine para explicarlo.

El primer cabo suelto: la “palanca” en una admisión a la Universidad Femenina de Ewha

En un país como Corea del Sur, donde el sistema educativo y mercado laboral son altamente competitivos y la entrada a una universidad de prestigio determina el futuro de las personas; saber que un estudiante particularmente no calificado es admitido en dudosas circunstancias resulta escandaloso e insultante; sobre todo porque hay  millones de preparatorianos que dedicaron un sinfín de horas para la preparar y aprobar el examen –Suneung- de admisión al nivel superior.

Eso fue lo que provocó la noticia de Chung Yoo-ra, una estudiante que fue admitida a la prestigiosa Universidad Femenina de Ewha a pesar de haber asistido sólo 17 veces a sus clases durante su último año de preparatoria y ostentar el promedio más bajo de su generación. Sin cumplir con requerimientos básicos de promedio y en dudosas circunstancias fue admitida en la universidad y una vez como estudiante universitaria no necesitaba esforzarse para que varios de sus profesores la aprobaran en sus cursos (Seo, 2016). Una vez conocido el hecho, se provocó la indignación general de estudiantes y profesores de la institución, quienes encabezaron protestas pacíficas pidiendo transparencia en el proceso de selección de Chung, conocida como medallista en equitación en los juegos asiáticos de 2014 (Chung, 2016).

Producto de las protestas, la presidenta de la universidad renunció y la misma Universidad de Ewha fue objeto de una exhaustiva investigación por parte de las autoridades educativas, quienes determinaron la anulación de la admisión de la estudiante e iniciaron un proceso en contra de las autoridades involucradas en la admisión y durante su periodo como estudiante (Chung, 2016). Poco después se supo que la “palanca” que se movió para que Chung fuese admitida a la prestigiosa institución provenía desde la mismísima presidencia del país. Sin embargo, resalta el hecho de que la presidenta Park no tiene hijos, por lo que indagaciones un poco más profundas apuntaron a que la madre de Chung era Choi Soon-sil, una amiga cercana a la presidenta.

El descubrimiento ¿Quién es Choi-soon Sil y por qué es tan polémica?

A raíz de las información sobre la “palanca” de Chung Yoo-ra en su admisión a Ewha se puso especial atención al poder que la amiga cercana al presidenta Park tuvo en dicho proceso y lo que se encontró fue la entrada a un mundo de corruptelas, tráfico de influencias, coerción, entre otras ilegalidades protagonizadas por Choi Sun-sil que pusieron en tela de juicio la calidad de la democracia surcoreana y despertaron sentimientos de enojo, indignación e incredulidad entre la ciudadanía hacia Park Geun-hye que han cimbrado al poder ejecutivo surcoreano como nunca antes en la historia del país.

Resulta que la amistad entre Choi y Park se remonta a cuatro décadas atrás, cuando Park Geun-hye solamente era la hija mayor del presidente Park Chung-hee y a raíz del asesinato de su madre Yuk Young-soo, había pasado a ser la primera dama de la nación, con tan sólo 22 años. En aquél entonces, Choi Tae-mi, fundador y líder de una secta religiosa se acercó a Park Geun-hye asegurándole que veía en sus sueños a su madre Yuk Young-soo, quien pedía comunicarse con ella a través de él. Éste fue el inicio de una relación cercana entre Park y Choi Tae-min, quien se convirtió en una especie de confidente y guía espiritual de la futura presidenta hasta su muerte en 1994 (Choe, 2016; The Korean, 2016).

Park Geun Hye y su padre, el ex dictador Park Chung Hee,

Se dice que la influencia de Choi Tae-min hacia la hija mayor del presidente Park fue tal que no pasó desapercibida por la agencia de investigaciones surcoreana ni por la Embajada de los Estados Unidos, quien en un cable diplomático revelado en 2007 de autoría del entonces embajador de Estados Unidos en Corea se mencionan rumores sobre el fallecido pastor y su “control completo del cuerpo y alma de Park durante sus años formativos y que como resultado, los hijos [de Choi] acumularon enormes riquezas”  (Choe, 2016; The Korean, 2016).

Después de la muerte de Choi Tae-min, su hija Choi Soon-sil pasó entonces a ser la confidente y guía espiritual de Park. Esto lo reveló el descubrimiento de un dispositivo electrónico propiedad de Choi durante el escándalo por la admisión de Chung Yoo-ra a la universidad de Ewha y provocó que la bomba mediática explotara en lo que se conoce como el Choi Soon-sil Gate.

En el dispositivo de Choi se encontraron discursos de Park que habrían sido editados previamente por Choi, así como documentos clasificados de la presidencia. De esta manera, se supo que Choi además de editar discursos presidenciales incidía en el nombramiento de funcionarios clave y se encargaba de elegir el vestuario de la presidenta. Además, se le responsabiliza de haber recaudado el equivalente a 70 millones de dólares de los grandes conglomerados surcoreanos como Samsung, Hyundai, LG, entre otros para depositarlos a sus fundaciones, así como de obligar a ciertos conglomerados a otorgar jugosos contratos a compañías controladas por sus amistades (Choe, 2016; Chung, 2016; Al Jazeera, 2016; BBC, 2016; Koo, 2016; Seo, 2016).

Continua leyendo la segunda parte la siguiente semana. 

*Cintli Cárdenas es internacionalista y coreanóloga. Actualmente es profesora en la Facultad de Economía de la Universidad de Colima.

Avatar
La primera revista sobre cultura coreana en México y Latinoamérica. Cultura, negocios, entrevistas, K-dramas, K-movies, deportes y mucho más...