Personajes LGBTQ+ del anime que desafiaron los estereotipos



Nada mejor que el mes pride para recordar a los personajes LGBTQ+  del anime que desafiaron los estereotipos y aportaron, a su manera, al reconocimiento de la diversidad en el cine y la TV.

La visibilidad y la lucha de la comunidad LGBTQ+ en el plano político, jurídico y social va de la mano con la exigencia de más exposición y presencia LGBTQ+ en el cine y la TV.

En el anime, la presencia de personajes y temáticas LGBTQ+ tiene sus altibajos. Pues aún con toda la presencia LGBTQ+, el anime también demostró que puede reafirmar estereotipos y crearse para propósitos fetichistas. En su momento, el anime también exageró personalidades y acciones de la comunidad LGBTQ+ y la representó cómicamente.  

Pero es un hecho que el anime destaca por su libertad para abordar tabúes, temas controversiales e incómodos, aunque no siempre de la forma que esperamos. Pues al final, el anime también es producto de su tiempo.

Por eso, en este mes pride, recordamos a los personajes LGBTQ+ del anime que rompieron los estereotipos. Todos ellos desafiaron el status quo tanto dentro como fuera de las pantallas. 

Su legado es y será un parteaguas para la visibilidad LGBTQ+ en el anime. Su participación aporta a un futuro en el que anime sea totalmente inclusivo y con una presencia LGBTQ+ sin estereotipos, ni a medias tintas.

 

Haruka (Sailor Uranus) y Michiru (Sailor Neptuno) de Sailor Moon

No podemos empezar este lista sin la participación de una de las parejas lésbicas más amadas en el mundo del anime: Haruka y Michiru. Su amor profundo y resplandeciente atravesó las pantallas y alborotó nuestros corazones, desde la infancia. 

Con su apariencia masculina, según los estándares de la época, Haruka tomó por sorpresa a muchas generaciones, quienes en ese momento, no estaban preparados para un personaje tan paradigmático como ella. 

Haruka y Michiru nunca escondieron cómo se sentían. Aunque la censura modificó su relación amorosa por una familiar, los fanáticos identificaron que en su interacción había algo más que eso. 

Tanto Haruka como Michiru expresaron su amor, uno tan poderoso que, ni la censura, ni la homofobia de la época, lograron esconder.      

Shuichi y Yoshino de Wandering son

Wandering Son es un anime que aborda los problemas y obstáculos que debe enfrentar una persona trans durante su juventud. 

La historia acompaña el proceso de transición de Shuichi Nitori y Yoshino Takatsuki. Shuichi es una chica trans y Yoshino, un chico trans. Ambos son amigos de la infancia y comparten las mismas inquietudes y dificultades. 

El vestir un uniforme, que no corresponde con su sexo asignado al nacer, se convierte en la mayor prueba de determinación y valentía de Shuichi y Yoshino. Ambos nos demuestran que nadie debe decidir sobre tu identidad.  

Wandering Son no sólo tiene personajes LGBTQ+ en su historia, sino que en toda su narrativa aborda problemáticas tan realistas y crudas como el acoso y la discriminación por identidad de género.  

Nezumi y Shion de No. 6 

Nezumi y Shion son los protagonistas del universo distópico de No. 6. Su relación amorosa dentro de este anime adquiere más significado porque no es la clásica historia de romance. 

No. 6 es un anime de ciencia ficción con una narrativa que exalta problemáticas tan actuales como la desigualdad social.  

Entre la obscuridad y la injusticia que envuelve el mundo de No.6, Nezumi y Shion construyen una relación íntima y hermosa. Y aunque no es explícita, nos recuerda que la representación de la comunidad LGBTQ+ en el anime no está atada a ningún género específico.    

Haruhi y Ranka Fujioka de Ouran Highschool Host Club

La familia Fujioka desafió los estereotipos LGBTQ+ en el anime de una forma nunca antes vista. Tanto como padre como hija vivieron su día a día sin seguir los moldes de la sociedad. 

Ranka es un drag queen, mientras que su hija, Haruhi, es una joven que no está atada a ningún género. Ambos personajes son revolucionarios por ir más allá de la binariedad.

La actitud decisiva y desafiante de Haruhi nos motiva a cuestionar lo establecido. Y nos da una regla de vida: lo más importante es ser tú mismo.       

Isabella Yamamoto de Paradise Kiss

En Paradise Kiss, Isabella resplandece por su presencia y actitud con los demás. Ella se muestra serena pero determinante sobre su identidad de género. 

Isabella es una mujer trans que se dedica al mundo de la moda. Tanto su estilo al vestir como sus creaciones se destacan por su vanguardia, capaz de enamorar a cualquiera.

Desde su infancia, Isabella sintió que su género asignado al nacer, no representaba lo que realmente era. Y a lo largo de los capítulos, escuchamos las anécdotas de Isabelle en su lucha por el reconocimiento de su identidad.

Cuando eran niños, George diseñó y confeccionó un vestido especialmente para Isabella. Así,  un regalo se convirtió en el apoyo que tanto necesitaba Isabella para dar el paso decisivo: ser tal y como es. 

Ash y Eiji de Banana Fish

Ash y Eiji son los protagonistas de Banana Fish, otro anime con temáticas no aptas para corazones débiles. Además de mucha acción y crítica social, Banana Fish plantea una relación homosexual que trasciende todo cliché romántico.

A pesar de todo la crudeza de la trama, Ash y Eiji son almas gemelas que estarán siempre para el otro, incluso en las peores condiciones.  

El amor y la relación entre Ash y Eiji es hermosa y realista. No hay exageraciones, ni relaciones y contactos forzados. El desarrollo de su relación es orgánica, sutil y cuidadosa con los detalles. Sin más, es una relación que cuestiona los estereotipos LGBTQ+ en el anime.

Utena de Revolutionary Girl Utena

Cerramos con broche de oro con Utena. Pues no podemos hablar de personajes LGBTQ+ del anime que rompieron los estereotipos sin su participación.

Revolutionary Girl Utena es un anime de los noventa que hizo pedazos los esfuerzos por ocultar la diversidad. Con una historia aparentemente cliché (una batalla por el poder y el corazón de la princesa), este anime llegó para sorprender a todos.  

Utena es una mujer fuerte que, no sólo desafió los estereotipos, sino también deconstruyó la figura del príncipe azul. Pues ella decidió ser su propio príncipe y salvadora. 

Además, su amor hacia la princesa Anthy deslumbró en pantalla por ser profundamente liberador. Utena entró a la academia Ohtori y escondió su identidad. A lo largo del anime, Utena ayuda a Anthy a liberarse de sus ataduras y a decidir por sí misma.

Revolutionary Girl Utena revolucionó el anime y a su público. Y aunque hay muchos claroscuros en su historia, es innegable que marcó un antes y un después en la representación LGBTQ+ en el anime.  

¿Qué opinas de la representación LGBTQ+ en el anime? ¿Conoces a otros personajes que desafiaron los estereotipos?



Deja tus Comentarios