South Club: Ahora tengo el Blues

Banda de indie rock South Club


Desde finales del año pasado, la popular boyband Winner perdió a uno de sus integrantes, aquel cuyo cabello abundante cae por los costados de su frente, cuyos ojos expresan delicadeza y por supuesto, una voz aguda y serena: Nam TaeHyun.

Ocurrió exactamente el 25 de Noviembre de 2016, YG Entertainment hizo oficial que Nam, debido a “problemas psicológicos”,  dejaría la agrupación luego de haber debutado juntos dos años atrás.

Con seguridad, TaeHyun permanecería en el ámbito musical, ésta vez creando su propio sello discográfico llamado South Buyers Club, así como la conformación de una nueva banda: South Club. La agrupación está integrada por cuatro chicos y una chica: Nam TaeHyun (líder, vocalista y guitarrista), Euimyoung (bajista), Kunku (guitarrista), Wonyoung (baterista) y Choi Yooni (tecladista).

Banda de indie rock South Club

El estilo musical de South Club es totalmente diferente, pues se trata de Rock, Indie y Blues; además de mostrar una apariencia desenfadada, rebelde y libre a través de una imagen estilo retro. Oficialmente debutaron el 27 de mayo de éste año con un mini álbum titulado 90, el cual contiene siete canciones de las cuales, cinco cuentan con video musical.

La pista de apertura se titula Dirty House, es una pieza totalmente rock con poderosos arreglos de guitarra que contrastan con la voz dinámica de TaeHyun, la cual se eleva durante el coro. Esto la vuelve una canción pegadiza. El video musical muestra a un TaeHyun desafiante y rebelde paseándose por las calles, la estación del metro y otros lugares frecuentados por los jóvenes. La única pregunta sería ¿por qué destruye una guitarra?

I Got The Blues es, como su nombre lo indica, una canción de estilo completamente blues donde el trabajo de la guitarra desempeña un papel muy importante, además, la voz del vocalista adquiere un tono rasposo. El video musical muestra una secuencia de imágenes de los integrantes de la banda en la sala de ensayo con un formato de video estilo noventero.

Believe U es un track en el que figura un amor ciego, aunque lo más notorio es el impresionante riff de guitarra que recuerda al estilo del blues clásico de los años sesenta. Ha de destacarse también el trabajo del teclado, el cual realiza un muy buen acompañamiento musical.

Hug Me es una cálida balada con un suave tono vocal que habla sobre extrañar un amor pasado. Esto se retrata muy bien en el video musical, donde el líder de la banda aparece solo en su departamento, desarreglado y con las luces apagadas.

IDS podría convertirse en la canción que muchos querrán cantar como respuesta a las críticas y los malos tratos, la letra es muy explícita y la melodía bastante disfrutable.

Liar es una canción bien lograda, hay una buena armonía entre los instrumentos, por supuesto, tenemos explosivas guitarras. El video musical destaca por presentar colores neón estilo retro, además se observa a los miembros de la banda tocando sus propios instrumentos. Al mismo tiempo vemos a un TaeHyun con cabello largo y sombras en los ojos.

See You es el outro del mini álbum. Se trata de una pieza completamente instrumental donde se aprecian el teclado, la batería y los platillos de la misma. Es una melodía corta y serena que en realidad corresponde al intro de un nuevo single publicado el 8 de julio pasado titulado No.

Puede resultar cuestionable el hecho de que conociéramos a Nam TaeHyun como miembro de una agrupación idol y de hecho, se vino una avalancha de críticas al respecto, pero muchos más han estado apoyando el nuevo proyecto del artista. Se trata de un concepto totalmente opuesto, hablamos de rock, indie, blues, rebeldía, estilo callejero y un poco retro. Precisamente, porque es diferente, South Club merece ser escuchado, vamos a darles la oportunidad de mostrarnos su talento a través de música nueva y fresca.



Deja tus Comentarios

Fabiola Giesseler Rodríguez
Licenciada en Comunicación por la Universidad de Ixtlahuaca CUI. Soy una persona de pocas palabras, tranquila y ordenada. Mi gusto por las culturas asiáticas y en particular el K-Pop se han convertido en parte de mi identidad. Diferentes idiomas, kilómetros de distancia, pero compartimos sentimientos similares y un deseo imparable de incendiar nuestra juventud.