Start Up e Itaewon Class: El emprendimiento en los Kdramas

Start Up/ Itaewon Class
Start Up/ Itaewon Class


Start Up  e Itaewon Class tienen en común la palabra emprender, la cual es muy común en estos días. Sobre todo en el mundo laboral, pero no es indiferente para el mundo del entretenimiento.

Poco a poco los kdramas dejaron de lado los trabajos de oficina para enfocarse en el emprendimiento. Y este 2020, Itaewon Class y Start Up (en emisión) se aventuraron a tocar ese tema como parte de su trama principal. 

Cada uno de ellos lo toca con una perspectiva distinta, sin embargo, lo que tienen en común es que los personajes principales empiezan desde cero. Además de que ambos tienen un aire motivacional que provoca que el espectador se identifique más rápido con los personajes. 

¿De qué va Itaewon Class y Start Up? 

Itaewon Class cuenta la historia de Park Saeroyi (Park Seo Joon) quien luego de la muerte de su padre busca poner un restaurante, pese a todas las dificultades que se le presentan en el camino, logra con la ayudad de sus cercanos. Abrir su propio restaurante en una de las mejores zonas de Seúl.

Mientras que Start Up, te lleva por la historia de Seo Dal Mi (Suzy Bae), Nam DoSan (Nam Joo Hyuk),Han Ji Pyung (Kim Seon Ho) y Won In Jae ( Kang Han Na), quienes sueñan con sobresalir dentro del mundo de las empresas emergentes. Pese a que dos de ellos ya son empresarios posicionados, todos están unidos por su pasado, mientras buscan un futuro.

Ser emprendedor no es cosa fácil

Si bien los dramas coreanos no reflejan la realidad de la sociedad asiática, muestran una pequeña parte de lo que podría ser. Y en ambas historias se observa como los protagonistas tienen que empezar desde cero, y que ambos tienen una persona cercana que ya logró ese éxito que ellos tanto desea. 

Saeroyri decide hacer realidad el sueño de su padre, luego de que él sale de la cárcel. La historia de este joven es compleja ya que sus antecedentes penales son una parte de que el joven decida emprender, incluso dentro de la trama otro de sus compañero menciona que eso les impide obtener un buen trabajo. 

Poco a poco Saeroyi va construyendo su local con el dinero que logra obtener por la indemnización de la muerte de su padre y por saber invertir. Esto hasta lograr llegar a su objetivo. 

Por otra parte, Seo Dal Mi también comparte la misma desgracia que el protagonista de Itaewon Class. Tras un accidente de auto su padre fallece luego de que logró conseguir que alguien invierta en su empresa, esto sin mencionar que años antes sufría de violencia laboral y que fue abandonado por su esposa y una de sus hijas cuando decidió emprender. 

Sin embargo, ella aún no tenía planes de que quería crear pero sabía que quería tener su propia empresa. Seo Dal Mi trabajaba en una cafetería en la que su trabajo no era valorado, cansada de esto, decide aplicar para ser parte de SandBox, una compañía que se encarga de darles apoyo a las empresas emergentes. 

Start Up e Itaewon Class, la importancia de recibir ayuda

Dicen que los amigos es la familia que uno escoge, y en Itaewon Class esto queda muy claro, ya que el protagonista no tiene familia pero sus amigos nunca lo abandonan y siempre le son leales. Aunque no poseen grandes talentos siempre buscan poder dar lo mejor de ellos mismos para mejorar. 

Esto lo podemos ver en el caso de Ma Hyun Yi, desde que se conoce al personaje se sabe que no es una experta en la cocina, pero Saeroyi siempre estuvo dispuesto a enseñarle y tenerle paciencia para que ella pudiera alcanzar sus sueños y ser la Chef principal de su restaurante. 

Esta es una gran diferencia con Start Up ya que en el caso de este kdrama, las personas con las que ella se alía, son programadores que ya tienen una empresa, no funcional por falta de inversionistas, pero ya tienen su idea inicial.

Una vez que queda dentro de las seleccionadas para ser parte de un programa de SandBox y ya siendo parte de SamTech, la empresa de sus conocidos, ella busca a otra joven que se les una. Incluso en el mismo drama ella menciona que la busca por sus credenciales, ya que ninguno de los demás posee los estudios necesarios y eso podría afectarlos. 

El espíritu emprendedor 

Sin duda todos aquellos que vieron Itaewon Class recuerdan la canción tan icónica del drama que incluso te levanta el ánimo en el primer segundo en el que la melodía suena, así es Start de Gaho. 

Si bien por ahora Start Up, no tiene una canción que te motive a seguir tus sueños como en el caso anterior, ambas tienen muy marcado ese espíritu del emprendedor que cada vez es más común verlo en la vida laboral. 

La idea de ser tu propio jefe para poder evitar esos maltratos laborales y todo tipo de situación que te cause un desgaste emocional, es el objetivo principal de los personajes. Y aunque hoy en día la palabra emprendedor parezca un cliché, estos kdramas supieron abordar dicha temática. 

No sólo se puede visualizar como los kdramas cambiaron los trabajos de oficina, por las empresas emergentes. Además es una inspiración para los jóvenes de que ellos mismos pueden crear su propio camino en su vida laboral.

***

¿Qué otro drama coreano recuerdas que cambió las oficinas por el emprendimiento?



Deja tus Comentarios