Tailandia: ejemplo de éxito ante el COVID-19



De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, al día de hoy hay 3,787 infectados y 59 muertes confirmadas por COVID-19 en Tailandia. Un número mucho menor que el de países de tamaño y composición similares. ¿Cuál fue la estrategia del gobierno tailandés para evitar la propagación del coronavirus y ser uno de los casos de éxito a nivel mundial durante esta pandemia? Aquí te lo contamos

 

Por Fernanda Gutiérrez

 

 

La receta secreta en Asia para hacer frente al COVID

 

Desde el comienzo de la pandemia por COVID-19, el continente asiático demostró su capacidad para gestionar la crisis que preveía el coronavirus.

Aunque cada país tiene sus propios controles, es cierto que hay una especie de “receta asiática”. Esta consiste de varios elementos que fueron determinantes para lograr resultados tan efectivos ante este inminente escenario.

De acuerdo a una entrevista que realizó el medio de comunicación español, EL PAÍS, a Helena Legido-Quigley, profesora asociada de Salud Global en la Universidad de Singapur, son varios los factores que controlaron la expansión del virus.

En primer lugar, la rápida detección de los infectados y su aislamiento en infraestructuras gubernamentales especiales. Así como también el control y aislamiento de los viajeros que cruzan fronteras fue fundamental, control que casi ningún país en Europa o América tiene.

En segundo lugar, enfatiza la costumbre ya arraigada del uso de los cubrebocas y lo importante que ha sido este rasgo cultural para evitar la rápida propagación del virus.

No obstante, el factor que más recalca la especialista es la cooperación de la sociedad.

“Existe un alto nivel de cooperación pública voluntaria, que puede atribuirse a la cultura colectiva”. Aclara Legido a El PAÍS.

Señala que este factor es lo que definió que el impacto de esta enfermedad haya sido más suave en esta región. 

También influye la experiencia previa que la región tuvo en 2015, cuando varios gobiernos enfrentaron una amenaza similar con diversos brotes de MERS-CoV. Dicha crisis de salud les permitió aprender de sus errores y desarrollar medidas públicas eficientes.

Corea del Sur y su recuperación economica ante COVID-19

 

El caso particular de Tailandia ante el COVID-19

 

Tailandia no es la excepción, el reino del sudeste asiático demostró su notable resiliencia. Mucho se especuló sobre qué factores fueron determinantes para su baja tasa de infectados y de mortalidad.

Todo comenzó el 31 de diciembre de 2019, cuando el gobierno chino confirmó el primer caso de COVID-19. En Tailandia, ocho días después se detectó el primer caso, esto lo convirtió en el primer país en confirmar un infectado por coronavirus fuera de China.

Sin embargo, a diez meses de que inició la pandemia por COVID-19, el Reino de Tailandia sólo registra 3,787 infectados y 59 muertes por coronavirus. Estadísticas muy diferentes si se compara con países como México, con casi 1 millón de casos confirmados y más de 91 mil muertes.

Esta semana el Centro para la Administración de Situación COVID-19 en Tailandia  registró 10 nuevos casos de coronavirus. Sin embargo se aclaró que no se trata de casos de infección doméstica. Es decir, que 5 de los nuevos casos eran ciudadanos tailandeses que regresaban a casa, y los otros 5 eran extranjeros que habían volado desde el extranjero.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la respuesta general de Tailandia para frenar el COVID-19 lo cataloga como una historia de éxito en el manejo de la pandemia. 

Gita Sabharwal, Coordinadora Residente de la ONU en Tailandia, explica que este éxito se debe a una combinación de acción gubernamental, responsabilidad social y solidaridad comunitaria.

La vigilancia constante, el aumento de pruebas y el apoyo de la sociedad tailandesa es lo que permitió al reino asiático alcanzar el éxito en esta crisis sanitaria por encima de naciones más desarrolladas. Tal es el caso de Estados Unidos, con más de 9 millones de infectados y 229, 442 fallecidos.

Gracias a estas eficientes medidas públicas y el apoyo de la sociedad, la economía del país sigue en pie.

 

La luz al final de túnel: el resultado de las acciones de Tailandia ante el COVID-19

 

La semana pasada, Tailandia recibió al primer grupo de turistas desde que cerró fronteras hace 7 meses debido a la pandemia.

De acuerdo al portal web estadounidense, ABC NEWS, el 20 de octubre, 39 visitantes provenientes de la ciudad de Shangai arribaron al aeropuerto de Bangkok. Entraron con visas especiales, diseñadas por el gobierno tailandés con el fin de reavivar el sector turístico.

El año pasado, el país asiático de más de 70 millones de habitantes recibió casi 11 millones de turistas chinos. Dichos visitantes contribuyeron con 17 billones de dólares a la economía tailandesa

El Reino de Tailandia se considera como uno de los países con mayor atractivo turístico a nivel mundial. En 2013, Bangkok desplazó a Londres como la ciudad más visitada en el mundo. Y tan sólo el año pasado el gobierno tailandés recibió casi 40 millones de turistas de más de diez países. No obstante, este 2020, la caída en este sector fue de casi un 80%

 

 

Tailandia enfrenta actualmente una de las peores crisis desde la crisis financiera asiática en 1998. Por este motivo, mediante el programa de visas especiales, se espera que la economía se reactive progresivamente. De acuerdo al Banco Mundial el sector turístico representa el 15% del PIB de Tailandia.

Estas visas especiales se planificaron para turistas de países considerados de “bajo riesgo”. Sin embargo, la lista de requerimientos para entrar al país asiático, no es corta. 

Según el portal web, The Diplomat, Tailandia exige a cualquier visitante cuarentena, de 14 días, obligatoria en un hotel y/o hospital designado previamente por el gobierno. De igual manera, los turistas deben de realizarse antes de llegar al país un examen. Asimismo deben de pagar un seguro de salud de cobertura especial por COVID-19 emitido por aseguradoras tailandesas.

Asimismo, deben demostrar que tienen al menos medio millón de baht ($16,000 dólares) en ahorros. Se espera que con estas medidas comiencen a llegar hasta 1,200 turistas al mes.

El impacto económico de la pandemia sobre el reino de Tailandia es muy serio. Sin embargo, la pandemia no es lo único que afecta la economía del país asiático en este escenario global.

 

La realidad política

 

Durante más de cuatro meses la sociedad civil ha salido a tomar la calles a modo de protesta para pedir democracia así como una reforma de la monarquía que incluya una nueva constitución

 

Los tailandeses también exigen la disolución del parlamento y la renuncia del primer ministro, Prayut Chan-ocha, un ex general del ejército que tomó el poder en un golpe de estado en 2014.

Las manifestaciones siguen en pie a pesar de los intentos frustrados del gobierno de detenerlos. No obstante, el escenario político que se  desarrolló en los últimos meses comienza a tener repercusiones económicas en una ya golpeada economía por la pandemia.

“El aumento de la temperatura política de Tailandia tras el anuncio del estado de emergencia en Bangkok asestara un gran golpe a una economía que ya se tambalea por el impacto de la pandemia».

Aclara Lavanya Venkateswaran, economista de mercado del Mizuho Bank.

Crece la tensión entre el pueblo de Tailandia y la monarquía por protestas

Los expertos estiman que, bajo este panorama mundial y el contexto político que sigue desarrollándose de esta manera, el crecimiento del PIB para este país del sudeste asiático será de -8 %.

De acuerdo al portal web estadounidense, CNBC, las manifestaciones hicieron una pausa cuando la pandemia golpeó y las medidas para detener la propagación entraron en vigor, pero comenzaron de nuevo en el mes de julio.

Hasta el momento no hay información oficial sobre casos de infección doméstica a causa de estas manifestaciones pro democracia.

 

***

 

A casi un año del inicio de la pandemia, más de 1.2 millones de personas han muerto en todo el mundo. Sin embargo, Tailandia sigue en pie, con un mínimo de infectados y muertes en comparación con el resto del mundo. 

A pesar de las crisis sanitarias global y los problemas socio-políticos que enfrenta, este reino del sudeste asiático nos demuestra  que lenta, pero constantemente, cualquier pequeña gran nación se puede convertir en un referente mundial.

 



Deja tus Comentarios