The King and the clown: El mundo no es más que un escenario



 The King and the clown nos transporta a una Corea del siglo XVI durante la dinastía Joseon, bajo el mandato del Rey Yeon Sang Gun.

Por: Nadia Martínez

Un filme lleno de cultura, tradiciones, comedia, drama y un polémico guiño a la homosexualidad. La película que le abrió camino al término flower boy.   

Fue en el año del 2005 cuando The King and the clown se estrenó en Corea, es una adaptación de la obra teatral Yi, basada en la recopilación de de las memorias de la era Joseon, en donde en un pasaje hablan sobre el bufón favorito del rey.

¿De qué va The King and the clown?

Un par de bufones callejeros huyen a la ciudad de Seúl después de tener problemas con el manager de su grupo anterior. Hartos de las injusticias y de los abusos, Jang Saeng (Kam Woo Sung) el genio detrás de las interpretaciones, y su compañero con un aspecto afeminado, Gong Gil (Lee Joon Gi) emprenden su camino a la gran ciudad.

Solos y sin un centavo logran integrarse a un pequeño grupo de bufones callejeros integrado por tres hombres, juntos desarrollan e interpretan un sketch burlándose del Rey Yeon Sang Gu (Jung Jin Young) logrando un gran éxito entre el público. 

Entre los espectadores se encuentra uno de los consejeros del Rey. A mitad de la presentación, los arrestan y los llevan al palacio para acusarlos de traición. Ahí los azotan y sentencian a muerte, pero Jang Saeng habla en nombre de sus compañeros y llega a un acuerdo. Si logran hacer reír al Rey con su acto, los dejarán libres

Su presentación ante el Rey parece ser todo un desastre, apunto de darse por vencidos, Gong Gil improvisa y con el apoyo de Jang Saeng logran hacer reír al Rey. Tras el éxito inesperado, por orden real los hospedan en el palacio, en contra de las opiniones de los concejales. 

Debido a su belleza física, Gong Gil se convierte en el bufón favorito del Rey, a menudo lo llama para que le cuente historias y lo haga reír, pero esto provoca celos en Jang Saeng y un desacuerdo por parte de su consorte real.

Elementos culturales 

Para todos los amantes de la cultura coreana, esta película es un deleite visual. Desde la comida tradicional, la música, bailes e incluso un guiño a la historia, este filme es una de las películas más taquilleras en la historia por alguna razón. 

Te puede interesar, Las cocineras reales de rango sanggung en la dinastía Joseon 

Al inicio de la película vemos el acto de Jang Saeng y Gong Gil, en este involucran el uso de una cuerda floja. Este tipo de espectáculo se le conoce como Jultagi, esta práctica se desarrolló durante la era de Joseon. 

El jultagi se practicaba al aire libre, consistía en que el funámbulo (jul gwangdae), es decir la persona arriba de la cuerda, realizaba una serie de saltos y acrobacias acompañadas de música mientras que canta canciones, en conjunto a esto, un payaso permanecía en el suelo haciendo bromas. 

Esta práctica juega un papel sumamente importante en la trama de la historia, representa la esencia de los personajes principales, de cómo inicia su historia y, por lo que podemos suponer, también, de cómo termina su trayecto. 

¿Quién fue el Rey Yeon Sang Gun?

Al inicio del filme nos dan un contexto sobre quién fue el Rey Yeon Sang Gun. Se dice que fue el peor tirano de la dinastía Joseon, ningún Rey anterior o posterior tuvo sus mismo excesos. 

Se dice que tomó miles de mujeres provincianas para servir como animadoras en el palacio y también utilizó la sala de estudios de Seonggyungwan como un cuarto para su placer personal. 

 

La muerte prematura de su madre quizás fue la razón de sus actitudes, pues cuando el Rey era tan solo un niño, su madre fue ordenada a cometer suicidio envenandose, luego de ser víctima de conspiraciones en la corte. 

Debido a su mala actitud, un grupo de funcionarios conspiraron en contra del Rey. Así, el 2 de septiembre de 1506 fue destronado violentamente y enviado al exilio en Ganghwado, en donde semanas después, murió. 

¿Por qué ver The King and the clown?

The King and the Clown es una de las películas más taquilleras en la historia de Corea. Durante su estreno a finales del 2005, logró recaudar más de 12 millones de espectadores. Para darnos una idea de esto, la película mexicana más taquillera de la historia es “No se aceptan devoluciones” de Eugenio Dervez, con 10 millones de espectadores.  

Nadie esperaba que este filme tuviera éxito, porque contaban con un presupuesto sumamente bajo, ademas, devido al enfoque tradicional y un guiño a lo homosexual no se esperaba el éxito que tuvo. Además que los actores principales en ese momento no eran conocidos en su totalidad. 

Debido a la imagen femenina del personaje del actor Lee Joon Gi, el término flower boy comenzó a popularizarse en los dramas del momento, teniendo como característica principal, que los hombres tenían rasgos finos y una piel tersa. 

Sin duda, The King and the clown logró una gran aceptación entre el público, tanto dentro como fuera de Corea, hasta la fecha sigue siendo uno de los filmes más vistos en la historia del país asiático. Una producción que tanto los amantes de la cultura coreana, como los que la desconocen van a disfrutar mucho de ver.

Si ya viste este clásico del cine coreano ¡cuéntanos! ¿qué te pareció esta película? 

 



Deja tus Comentarios