Ukiyo-e: las estampas japonesas del mundo flotante

Ukiyo-e de Katsushika Hokusai


El Ukiyo-e fue el arte popular del antiguo Japón que constaba de pinturas en formato de relieve. Los colores, diseños y sus técnicas son un reflejo de la singularidad del arte nipón.

Por: Aura Resendiz

Dentro de la pintura hay diferentes técnicas que se han usado a lo largo de la historia. En el caso específico de Japón existe una en especial que despierta gran interés. Se trata del ukiyo-e, un tipo de estampas hechas en madera que se popularizaron durante el período Edo (1603-1868). 

La palabra ukiyo-e  (浮世絵) se conforma de los kanjis  浮世 (ukiyo, mundo flotante) y 絵 (e, imagen),  juntos significan imágenes del mundo flotante o de la gente común.

En realidad, este término se refiere tanto a las estampas como a las técnicas que se utilizan para realizarlas. Estas surgieron durante el período Edo (1603-1868) y retrataron la vida cotidiana de la época.

A pesar de que la xilografía llegó a Japón a través de China, los artistas nipones lograron impregnarle su propio estilo.

Hishikawa Moronobu fue un artista que revolucionó la xilografía japonesa con el sumizuri-e, estampas hechas en hojas separadas. Aunque estas estampas eran en blanco y negro, la situación cambió gracias a la aportación del artista Suzuki Harunobu, quien llevó los colores al ukiyo-e.    

Además de Moronobu y Harunobu, artistas como Katsushika Hokusai, Kitagawa Utamaro y Utagawa Hiroshige también fueron muy populares por sus estampas ukiyo-e.

Esta manifestación artística no sólo transformó las técnicas de impresión sino también el uso de las estampas. Estas dejaron de ser ilustraciones de textos budistas y se convirtieron en objeto de ocio así como de entretenimiento.

Actualmente el ukiyo-e goza de gran popularidad entre los fanáticos de la cultura japonesa. Especialmente, la estampa La gran ola de Kanawaga de artista Katsushika Hokusai. Pues no sólo es una de las favoritas entre los fanáticos, sino también es una de las obras más conocidas del arte japonés a nivel mundial.  

 

¿Cómo se elabora una estampa ukiyo-e?

 

Para elaborar una estampa ukiyo-e se necesita destreza, habilidad y trabajo en equipo. El proceso es muy complejo y se necesita más de una persona para llevarlo a cabo.

De forma general, el proceso de elaboración de una estampa ukiyo-e puede dividirse en tres etapas: En la primera, el artista dibuja con tinta su diseño sobre un papel. Posteriormente, otra persona talla ese dibujo en un bloque de madera. Finalmente, en la última etapa, se agrega el color al bloque tallado y se imprime el dibujo al presionar hojas de papel sobre la superficie del bloque.

Aunque el proceso de elaboración parece sencillo, en realidad, no lo es. Cada detalle, por más pequeño que sea, se debe supervisar y realizar con suma precisión.

Por otra parte, la aplicación del color es un proceso largo, ya que cada color requiere de un bloque diferente. Este proceso sigue algunas reglas, pues el orden es muy importante. De esta forma, los colores se aplican de los más claros a los más obscuros, y de las áreas más pequeñas a las más grandes.

 

Los principales diseños

 

Aunque el contenido del ukiyo-e era muy diverso, había algunos diseños que eran más populares que otros. Entre ellos destacan los retratos de geishas y actores del teatro kabuki, así como el arte erótico, presente en las estampas shunga.   

Los paisajes nipones también fueron una de las inspiraciones de los diseños del ukiyo-e. Éstos ganaron popularidad gracias a los comerciantes y su fascinación por los viajes.

Por otra parte, el ukiyo-e se utilizó para ilustrar los libros de la época como material didáctico para aprender la escritura japonesa y para difundir información a los lugares más lejanos.

 

El ukiyo-e traspasa las fronteras

 

Gracias a la modernización de las técnicas de impresión, el ukiyo-e fue accesible para una gran parte de la sociedad nipona. Esta modernización hizo posible la impresión en masa de las estampas ukiyo-e sin perder la calidad del dibujo.

Desde la perspectiva japonesa de la época, las estampas ukiyo-e no eran consideradas como obras de arte, sino entretenimiento. Sin embargo, del otro lado del mundo, estas obras maravillaron e influenciaron a más de un artista extranjero.   

El ukiyo-e llegó a occidente después de la apertura comercial de Japón a finales del siglo XIX. Con ello, marcó un antes y un después en el arte europeo, pues destacados artistas expresaron su admiración y fascinación por las estampas ukiyo-e.

Vincent Van Gogh y Claude Monet son algunos de los pintores que se inspiraron en el estilo del ukiyo-e.

***

Las estampas ukiyo-e son una muestra de la belleza del arte japonés y son el reflejo de la sociedad de su época.

¿Ya conocías las estampas ukiyo-e? ¿Cuáles son tus favoritas?



Deja tus Comentarios